sábado, 28 de febrero de 2015

S.E. Policarpo en la Universidad Católica de Murcia


La Universidad Católica "San Antonio" de Murcia, en el ámbito de las XIV Jornadas Internacionales de Caridad y Voluntariado, que tuvieron por tema este año: "Desarrollo y mujer", ha organizado una "Celebración de Oración Ecuménica por los Cristianos Perseguidos" en la que participó nuestro Eminentísimo Metropolita Policarpo de España y Portugal. Antes de la celebración el Metropolita asistió a la conferencia en un grupo de profesores de la UCAM del Rvdmo. Padre Joan de Barcelona, del Patriarcado de Serbia, con tema: "La Madre de Dios en la teología ortodoxa".

La celebración ecuménica tuvo lugar en la Iglesia de San Francisco de Murcia, de los Padres Capuchinos, y fue presidida por el Eminentísimo Cardenal Carlos Amigo, Arzobispo emérito de Sevilla. Han participado nuestro Metropolita, el Rvdmo. Arcipreste Stavrofor Joan García Casanovas, Vicario General para España y Portugal del Patriarcado de Serbia, el Rvdmo. Arcipreste Aurelian Stoica, Vicario del Obispado Rumano para la Comunidad Valenciana y Murcia, el Rvdo. Padre Yaroslav Pytkovskyy, Párroco del Patriarcado de Moscú en Murcia y el Rvdo. Pastor Heinz Gert Funke, de la Iglesia Evangélica Luterana de Alemania.

El Metropolita Policarpo ha dirigido a los numerosos presentes una profunda reflexión sobre el argumento de la Oración:

"Eminentísimo Sr. Cardenal Carlos Amigo, Arzobispo emérito de Sevilla,
Reverendísimos Padres,
Excelentísimo Sr. Presidente de la UCAM,
Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

Con inmensa alegría y conmoción espiritual participo en esta “Celebración de Oración Ecuménica por los Cristianos Perseguidos”, y antes de exponerles mi breve reflexión, quiero expresar mi agradecimiento y mis congratulaciones al organizador de este evento, la Universidad Católica “San Antonio” de Murcia, por la elección de este importantísimo y actualísimo tema.

Las “Bienaventuranzas” de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, pronunciadas en Su famoso “Sermón de la Montaña”, terminan con lo siguiente: “Bienaventurados los que serán perseguidos por mi nombre (o por mi causa). Alegraos y regocijaos porque la recompensa será grande en los cielos” Y en el Antiguo Testamento Él mismo como Verbo no encarnado (Lógos ásarkos) nos exhorta a ser mártires y santos, porque Él es Mártir, testigo y Santo por excelencia.

Existen dos “tipos” de martirio: el martirio de la sangre y el martirio de la conciencia, Ambos son del mismo valor. Sin embargo, algunos Santos Padres de la Iglesia dan más importancia al martirio de la conciencia que al martirio de la sangre, porque el primero es continúo y toca el mundo interior del hombre, mientras que el segundo dura una vez para siempre. Estos dos martirios los sufren cuotidianamente los Cristianos verdaderos y auténticos de hoy en todas las partes de nuestro planeta. En Medio Oriente, donde nació el Cristianismo, hoy nuestros hermanos padecen el martirio de la sangre, simplemente porque son Cristianos y quieren permanecer Cristianos, mientras en nuestro Occidente materialista sufren el martirio de la conciencia. Pero, como nos asegura Nuestro Señor mismo: “No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma”. El cuerpo obligatoriamente será condenado a la muerte; el alma es inmortal.

La Iglesia de Cristo es principalmente dos cosas: a) un Hospital que cura y sana cada enfermedad espiritual y corporal; es el único Hospital en el que uno entra enfermo y sale sano. En los otros hospitales puede suceder lo contario: entrar sano y salir enfermo. b) una Fábrica que produce mártires y santos. Si no sana las enfermedades y no produce mártires y santos no es la Iglesia de Cristo, sino un Organismo social de este mundo vano, como otros Organismos similares.

Pero gloria, agradecimiento, honor y adoración a Dios Trino, que sigue, en un mundo sensualista, agnóstico y apóstata, premiando a Su Santa Iglesia con médicos, mártires y santos. Ellos son la gloria, el orgullo, la corona, el fundamento, la fuerza, la esperanza, el sostenimiento y el ejemplo viviente para todos nosotros, que queremos y luchamos para ser Cristianos auténticos y verdaderos y no nominativos. Ellos se ponen ante los hombres con la parte del Señor, seguros de que también Él se pondrá con su parte ante Su Padre en los cielos. No lo niegan para no ser negados ante el Padre. Sucede lo mismo con los atletas. Padecen todo para recibir al final la medalla. Y los mártires son llamados atletas de Cristo y de la Iglesia, porque padecen todo para recibir la Corona de Oro, el Paraíso, la vida eterna. Paralelamente son un puente firme, seguro y auténtico de Unidad entre todos los Cristianos de hoy.

El pasado día 16 de febrero en su discurso que dirigió al Rvdo. John Chalmers, Moderador de la Iglesia Reformada de Escocia, el Papa Francisco ha dicho: “La sangre de nuestros hermanos cristianos es un testimonio que grita. Sean católicos, ortodoxos, coptos, protestantes, no interesa; son cristianos. Y la sangre es la misma, la sangre confiesa a Cristo”. Permanecer impasibles frente a la sangre de nuestros hermanos significa no confesar a Cristo, sino que negarlo. O para expresarme con el sagrado Salmista: “Confesarlo con los labios solo y no con el corazón y la mente”. Y en este caso sucederá esto que ha dicho Cristo: “Si no hablan los hombres, hablarán las piedras”. Y esto vale más cuando las piedras están emergidas por la sangre de mártires confesores.

Nos alegramos y regocijamos, queridos hermanos y hermanas en Cristo, por esta confesión y por este martirio de sangre y de conciencia de nuestros hermanos Cristianos en todo el mundo, y especialmente en la amada región del Medio Oriente, y rogamos calurosamente que su martirio y testimonio aleje nuestros miedos mundanos, fortalezca nuestra fe, restituya nuestras faltas y limpie nuestros pecados a través una confesión de nuestra fe heroica y pública, la penitencia y el arrepentimiento, situaciones que nos llaman a vivir más fuertemente este importante y significativo periodo litúrgico que todos los Cristianos, Orientales y Occidentales, atravesamos: la Santa y Gran Cuaresma de Pascua de Resurrección.

A todos deseo una buena y santa Gran Cuaresma y una feliz llegada a “la fiesta de las fiestas” y a “la solemnidad de las solemnidades” (San Juan Crisóstomo), la Santa Pascua de Resurrección, en la que festejamos nuestro pasaje de la esclavitud a la libertad, de la corrupción del pecado a la incorruptibilidad, de la tierra al cielo, de la muerte a la vida, vida de Cristo Resucitado, vida eterna. Amén".


Fuente: Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

Entrevista al P. Arximandrita Cristòdul de Barcelona (Catalunya)


El Rnd. arximandrita Hristodoulos ens acompanya fins a la parròquia catòlica de la Concepció, per ensenyar-nos la capella de la Mare de Déu de Montserrat, on celebra la Divina Litúrgia cada diumenge. Des de fa tres anys, és el rector de la parròquia ortodoxa de Sant Nectari, que atén la comunitat ortodoxa grega. Tot just començada la Gran Quaresma, es prepara per a la festa de l’Anunciació, festa nacional grega.

El 25 de març, l’Església ortodoxa celebra, com també ho fa la catòlica, la festa de l’Anunciació de Maria.

Per a nosaltres és una gran festa. A més de la significació cristiana, també és la festa nacional grega i la celebrem amb gran solemnitat: començarem amb la Divina Litúrgia, després el Tedeum, continuarem amb cançons populars i ho arrodonirem amb un piscolabis. Enguany, aquest dia cau en dijous, i ho celebrarem el diumenge següent perquè és una celebració que congrega moltes més famílies que les habituals de cada setmana.  

Al gener vau celebrar la Vasilòpita.

Sí, aquesta és la celebració de Cap d’Any típica de Grècia. El centre de la festa és un pastís en record de sant Basili, que tant a la parròquia com a cada casa es beneeix, es talla i se’n reserva una part per a Crist i una altra per a sant Basili, i la resta es reparteix. Com en el tortell de Reis, hi ha una sorpresa, que consisteix en una moneda que augura bona sort per a tot l’any. Aquesta és una festa molt popular, i ens va alegrar molt que el director general, Enric Vendrell, també hi participés.

Com és la comunitat grega a Catalunya?

Fa tot just tres anys que jo sóc a Barcelona, però la parròquia grega de Sant Nectari es va crear fa quaranta anys. La majoria de famílies són mixtes, amb un dels cònjuges català, i això fa que estiguin plenament integrades a Catalunya. Alhora, això també fa que el lligam amb l’Església ortodoxa s’hagi esmorteït.

Aquí viviu amb la família?

No, jo sóc monjo del monestir de Kutlumusíou, a la península d’Athos. Els popes sí que són casats, però els preveres monjos, com tots els bisbes ortodoxos, som cèlibes. Després de viure al monestir, vaig servir en una parròquia a Grècia, i al cap de pocs anys vaig ser enviat a Catalunya. Vaig notar un canvi molt fort, tant pel país com perquè vaig passar d’una parròquia gran a una comunitat reduïda, com és la de Barcelona.

Quina és la vostra missió a Barcelona?

Jo m’he proposat fer de la parròquia un centre de referència. Quan vaig arribar a Catalunya, no hi havia cap sacerdot grec, cap capella per a la comunitat grega, cap espai de trobada. Va ser un moment dur, però en aquests anys, ha augmentat la feligresia i sobretot el sentiment de comunitat: després de la Divina Litúrgia, ens trobem per prendre cafè grec, algunes senyores porten una mica de rebosteria i aquestes estones de compartir ens han unit molt.

I ara disposen d’una capella.

L’Església catòlica m’ha ajudat molt, a mi personalment i a l’Església grega com a institució. Monsenyor González-Agápito m’ha acollit molt bé, i mossèn Corts ha facilitat que compartim la capella de la Mare de Déu de Montserrat de la parròquia de la Concepció. Ja hem instal·lat un iconòstasi i, en la mesura de les nostres possibilitats, l’anem millorant amb noves icones. Hi celebrem la Divina Litúrgia cada diumenge, i cada divendres de Quaresma cantem l’Akahistós, en honor de la Mare de Déu. En altres moments, els catòlics també hi celebren missa. Els catòlics em tracten com un germà, però no només de paraula, sinó amb fets concrets. Els estic molt agraït.

Això significa que s’avança en l’ecumenisme?

Curiosament, els representants de les diverses esglésies ortodoxes només ens trobem quan ens conviden els catòlics, per exemple, a la Setmana de Pregària per la Unitat dels Cristians. Com que les esglésies ortodoxes tenen jurisdicció nacional, potser ens tanquem massa en la nostra pròpia comunitat i en poques ocasions celebrem junts la fe que compartim. En tot cas, valoro molt positivament la relació amb els catòlics i els ortodoxos catalans perquè aquesta estreta col·laboració significa que ens centrem en el Crist, que és qui ens uneix.


Font: Departament de Governació i Relacions Institucionals de la Generalitat de Catalunya

¡Por muchos años!


Felicitamos a Su Toda Santidad Bartolomé I, Arzobispo de Constantinopla-Nueva Roma y Patriarca Ecuménico, que cumple hoy la venerable edad de 75 años.

¡Por muchos años! Χρόνια πολλα!

jueves, 26 de febrero de 2015

Onomástica de S.E. Policarpo en la catedral ortodoxa de Madrid


miércoles, 25 de febrero de 2015

Homilía de Cuaresma 2015 del Patriarca Ecuménico


+BARTOLOMÉ
POR LA MISERICORDIA DE DIOS
ARZOBISPO DE CONSTANTINOPLA-NUEVA ROMA
A TODA LA PLENITUD DE LA IGLESIA
GRACIA Y PAZ DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR JESUCRISTO
Y DE NOSOTROS ORACIÓN, BENDICIÓN Y PERDÓN

“Comienza la etapa de las virtudes. Venid, los que queráis participar”. (Oficio del Domingo del Perdón).

Nuestro Señor Jesucristo nos injerta en Su cuerpo y nos llama a ser santos "como yo", dice, "soy santo" (1Ped. 1:16). Nuestro Creador desea que tengamos comunión con Él y disfrutar su gracia, a participar es decir en su santidad. La comunión con Dios es una vida de arrepentimiento y de santidad, y el alejamiento de la misma, el pecado, es identificado por los Padres de la Iglesia como la "maldad del corazón." El "pecado no es de la naturaleza, sino de la mala intención" (Teodoreto de Ciro, Diálogo A- immutabilis, PG 83, 40D) y del mal espíritu y "nadie peca profesando la fe”, según el teóforo Ignacio.

La santidad es propiedad del Señor, que es “el que ofrece y el que recibe, el dador y el divulgador". El oficiante por la gracia del Sacramento de la Eucaristía ofrece a los fieles “los santos dones a los santos”, el Cuerpo y la Sangre de Cristo, y recibe enseguida de parte de la plenitud de los ortodoxos la respuesta de la ofrenda que “un solo santo, un solo Señor, Jesucristo, a la gloria de Dios Padre ", el “siempre consumido y nunca desgastado, que santifica a los participantes".

En la lucha humana para conseguir la “semejanza” con Dios, por el cual fue creado, es decir la santidad, tiene como objetivo exclusivamente la salvación del hombre, la Una, Santa, Católica y Apostólica Ortodoxa Iglesia "debidamente proclamó" un período del año como tiempo de especial oración y súplica, para apaciguar los sufrimientos del alma y el cuerpo.

Este período que comienza mañana es la preparación salvadora para la "Pascua grande de Cristo." Es la Santa Gran Cuaresma, que debemos vivir “rezando y solicitando perdón "para degustar verdaderamente la Pascua" con todos los santos ", al convertirnos en “santos” por la confesión ante Dios y los hombres que somos “piezas de barro” "aplastados por el mal todos los días, “caídos y resucitados”. Confesemos pues nuestra imperfección humana y debilidad y nuestra nulidad delante de Dios, arrepentidos y repitiendo mañana y noche, al mediodía, todo el tiempo y a todas horas, a pesar de ser “santos” a través del bautismo, “un solo santo, un solo Señor, Jesucristo, a la gloria de Dios Padre”.

Llamamos, pues, a todos los fieles ortodoxos, clérigos, monjes y monjas, hermanos e hijos, a transformar nuestra vida, siempre por cierto, sobre todo durante este período de la Santa y Gran Cuaresma, en amor hacia el prójimo e intento de preparación para la participación más impresionante desde aquí en adelante en el reino sin ocaso del Señor, la "nueva Pascua". Invitamos a todos los que viven en santidad y lucha espiritual para que sea regalada a la gente y a nosotros como "una dosis benevolente" y "una donación perfecta" la posibilidad de superar el pecado, porque "todo aquel que es nacido de Dios no comete pecado [..] y no puede pecar aquel que nace de Dios "(1 Jn. 3: 9-10).

Entremos, pues, con toda nuestra alma, no con mal humor sino con alegría y gozo, en esta etapa de las virtudes espirituales y armados " del brillo del amor, el resplandor de la oración, la pureza de la castidad, la fuerza del valor," y acompañemos al Señor, suplicando para que no se "malogre la distancia que nos separa de Él" (Gloria de la Cruz), pero nuestro reclamo, “como llegar este mundo radiantes en el santo día resplandeciente y perpetuo de la Resurrección" (oficio del Lunes de la 1ª semana de Cuaresma).
Hermanos e hijos en Cristo,

La Cuaresma es un tiempo de preparación y voz de arrepentimiento de nuestra conciencia, la cual, interior y inexpresable, es nuestro juicio personal. Cuando nos encuentra fallando protesta intensamente, porque “no hay nada más pesado en este mundo”, según el predicador de la experiencia de arrepentimiento San Andrés de Creta. Por lo tanto, se debe apaciguar la conciencia de cada uno, a través del arrepentimiento, para que “quemando la conciencia ofrezcamos una plenitud mística", sacrificando nuestras pasiones y ofreciéndolas en amor y sacrificio por el prójimo, como el Señor mismo para "un mundo de vida y salvación ". Sólo entonces se levantará por nosotros de la tumba y pediremos perdón y viviremos como humanos en el respeto mutuo y en amor lejos de ellos que vemos durante estos días de horrendos crímenes que afectan a toda la humanidad. En esta lucha tenemos como aliados y embajadores a todos los santos, e incluso la Santa Madre de nuestro Señor, que a través de sus súplicas es otro depurador "lavado de conciencia."

Por lo tanto, animo y ruego, como Padre espiritual, a nuestros fieles ortodoxos en el mundo y a todos los demás a actuar en conciencia a partir de mañana que comienza el período de virtudes, "no pensar sin fundamento, y no actuar delictivamente", pero avanzar en Gracia para limpiar las conciencias "opinión benevolente" a través del arrepentimiento, teniendo la certeza de que los cielos y la tierra y todo lo "visible e invisible" se tranquilicen bajo la luz de la Resurrección del Señor.

Nosotros estamos, "ante las puertas del templo del Señor", si nos comportamos dignamente y nos vestimos la luminosa túnica de imitación de Cristo y para ser dignos de la nueva “identidad “que proviene de la Fuente de la inmortalidad, degustando la alegría de la dichosa tumba del Señor y reuniéndonos en la Iglesia "hasta lo más alto del lugar de sacrificio". Dios lo quiera.

Santa y Gran Cuaresma 2015
+Bartolomé de Constantinopla
Ferviente intercesor ante Dios por todos vosotros


Fuente: Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

lunes, 23 de febrero de 2015

¡Por muchos años, Señor!


En este día de su Onomástica, deseamos felicitar a Su Eminencia Policarpo, Arzobispo Metropolitano de España y Portugal y Exarca del Mar Mediterráneo, y le pedimos a Dios que siga concediéndole un ministerio lleno de frutos espirituales digno de su nombre (poly-karpos).
¡Por muchos años, Señor!


Fotografía: (c) Oana Robu Photography

sábado, 21 de febrero de 2015

Patriarch Bartholomew's Catechetical Homily for Holy and Great Lent


CATECHETICAL HOMILY

At the Opening of Holy and Great Lent

+ BARTHOLOMEW

By God’s grace Archbishop of Constantinople-New Rome

and Ecumenical Patriarch

To the Plenitude of the Church

May the Grace and Peace of our Lord and Savior Jesus Christ be with you

Together with our Prayer, Blessing and Forgiveness

*  *  *

“The arena of virtues has opened; let those who wish to compete enter.”

(Triodion Sticheron, Cheesefare Sunday)


Beloved brothers and sisters, dear children in the Lord,

Our Lord Jesus Christ grafts us into His body, inviting us to become saints, “just as He is holy.” (1 Peter 1.16) Our Creator wants us to be in communion with Him in order to taste His grace, which is to participate in His sanctity. Communion with God is a life of repentance and holiness; whereas estrangement from God, or sin, is identified by the Church Fathers with “evil of the heart.” Sin is not natural, but derives from evil choice” (Theodoret of Cyrus, Dialogue 1, Immutabilis, PG 83.40D) or from the evil spirit, since “no one sins, who promises faith,” according to Ignatius of Antioch, the “God-bearer.”

Holiness is a quality that belongs to the Lord as “the one, who offers and is offered, who receives and is distributed.” The celebrant of the Sacrament of the Divine Eucharist, by divine grace offers to the faithful “the holy things for the holy people,” the body and blood of Christ; and he immediately receives from the Orthodox faithful the response to this offering: “One is holy, one is Lord, Jesus Christ, to the glory of God the Father, “who is eaten but never consumed; who sanctifies those who participate.”

In our struggle to achieve “likeness” to God, for which we were created, namely holiness, the one, holy, catholic and apostolic Orthodox Church, which aspires exclusively and solely to our salvation, “rightfully proclaimed” one season as a period of special prayer and supplication in order to calm the passions of our soul and body.

This season commences tomorrow as a salvific preparation for the “great and most sacred Pascha of Christ.” We are referring to Holy and Great Lent, which we must live “by offering prayer and seeking forgiveness,” in order truly to taste Pascha “with all the saints,” by becoming “saints,” by confessing before God and people that we are “clay vessels” that are shattered on a daily basis by the evil one, always “falling and rising.” That is to say, we must admit our human imperfection and failure, as well as our insignificance before God, by repenting and repeating day-in and day-out, at all times and in all places – even as we are made “holy” through baptism – that “one is holy, one is Lord, Jesus Christ, to the glory of God the Father.”

Therefore, we call upon all Orthodox Christian faithful – clergy, monks and nuns, as well as all our brothers, sisters and children in the Lord – to transform our life at all times, but particularly during this period of Holy and Great Lent, into a loving effort of preparation before our neighbor so that we might share more vividly from now in the Lord’s Kingdom, the “new Pascha,” whose light never sets. We invite everyone to a life of holiness and spiritual struggle so that the possibility of transcending sin may be granted to the whole world and to us as a “good gift” and “perfect gift.” For “everyone that is born from God does not sin . . . and cannot sin, for that person is born of God.” (1 John 3.9-10)

Let us enter, then, with all our soul, without sorrowful faces but instead rejoicing and delighting, into this spiritual arena of virtues; and let us arm ourselves “with the brightness of love, the splendor of prayer, the purity of chastity, and the strength of valor” in order to journey with the Lord, even as we pray that “He may not overlook us when we are in danger of alienating ourselves form Him.” (Hymn from the Sunday of the Veneration of the Holy Cross) Rather, may He render us worthy “to reach His holy resurrection on the third day, which shines incorruption through the world.” (Poem by Theodore, Service on Monday of the 1st Week of Lent)

Beloved brothers and sisters, children in the Lord,

Holy and Great Lent is a period of preparation and repentance as the voice of our conscience, which is internal and inexpressible, our personal judgment. When it finds us doing wrong, it protests vehemently inasmuch as “nothing in the world is more violent than our conscience,” according to the experienced herald of repentance, St. Andrew of Crete. Thus, each of us must be at peace with our conscience in order that “we may offer a mystical sacrifice in the fire of our conscience,” surrendering our passions and offering them as an oblation of love toward our fellow human beings, just as the Lord gave Himself up “for the life and salvation of the world.” Only then will forgiveness rise from the tomb for us as well; and only then shall we live in mutual respect and love, far from the horrific crimes that we witness plaguing the entire world today. In this struggle, we have as our allies and intercessors all the saints and especially our all-holy Mother of God, who through her prayers “washes our conscience.”

Wherefore, we urge and beseech you, as the spiritual father of all our Orthodox faithful throughout the world, to run with eagerness the race that opens up before us tomorrow in the arena of virtues, “neither thinking nor practicing sinful things.” Let us rather walk with God’s grace in order to cleanse our conscience “with the good option” of repentance in the conviction that heaven and earth, as well as all “things visible and invisible” will ultimately emanate the light of our Lord’s resurrection.

If we stand and behave righteously “before the doors of the Lord’s temple,” then we shall be vested with the bright robe of Christ’s imitation and be rendered worthy of the “new drink” that comes from the source of incorruption. Then we shall taste the joy of the radiant tomb of the Lord and be swept inside the Church “to the very depths of the altar,” where “the awesome mysteries are celebrated.” May it be so.

Holy and Great Lent 2015

Your fervent supplicant before God

+ Bartholomew of Constantinople


Source: The Ecumenical Patriarchate

viernes, 20 de febrero de 2015

Santo Óleo en la catedral ortodoxa de Madrid (20/02/2015)


Memoria de actividades de S.E. Policarpo en el mes de enero de 2015


01/01: Celebró en la Catedral la Divina Liturgia Pontifical por la gran fiesta litúrgica de la Circuncisión del Señor y San Basilio el Grande, seguida respectivamente por el Oficio Sagrado de la Doxología en ocasión del inicio del nuevo año civil y aquello de la Bendición de la Torta de San Basilio. La fiesta fue concluida con al ofrenda en los locales de la Catedral de un refrigerio por tal ocasión.

03/01: Asistió en la Catedral a la celebración de las Vísperas del Domingo.

04/01: Celebró en la Catedral la Divina Liturgia Pontifical del Domingo antes la Santa Epifanía. Seguidamente, presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) a la celebración en la Catedral, a las h. 13:00, de la Divina Liturgia del Domingo antes la Navidad, según el calendario juliano, de la Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid.

05/01: Asistió en la Catedral a la celebración de las Grandes y Reales Horas de la Epifanía, seguidas por las Grandes Vísperas y la Divina Liturgia de San Basilio Magno en ocasión de la Vigilia de la Santa Epifanía. Al término de la Liturgia celebró el Oficio Sagrado de la Santificación de las Aguas.

06/01: Celebró en la Catedral la Divina Liturgia Pontifical por la gran fiesta litúrgica de la Epifanía de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, seguida por el Oficio Sagrado de la Gran Santificación de las Aguas. Por la noche, celebró en la Catedral la Divina Liturgia Pontifical por la fiesta de la Natividad del Señor, según el calendario juliano, por nuestros fieles eslavos que siguen este calendario.

07/01: Celebró en la Catedral la Divina Liturgia Pontifical por la fiesta de la Natividad de Nuestro Señor, según el calendario juliano, y aquella de San Juan Bautista, según el calendario gregoriano.

10/01: Asistió en la Catedral a la celebración de la Vísperas del Domingo.

11/01: Celebró en la Catedral la Divina Liturgia Pontifical del Domingo después la Santa Epifanía. Seguidamente, presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) a la celebración en la Catedral, a las h. 13:00, de la Divina Liturgia del Domingo después la Navidad, según el calendario juliano,, de la Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid, Después la Liturgia asistió en la fiesta navideña presentada en la Catedral de parte de los alumnos de la Escuela Ucraniana de Madrid.

14/01: Asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia en ocasión de la fiesta de la Circuncisión del Señor y San Basilio Magno, según el calendario juliano.

17/01: Asistió en la Catedral a la celebración de las Vísperas del Domingo.

18/01: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) a la celebración en la Catedral de la Divina Liturgia del Domingo XII de Lucas. Al término de la Liturgia ha tenido lugar la procesión – mientras los cantores cantaban su
tropario en griego y en español – del icono sagrado del famoso Monje del Monte Athos Paisios, canonizado por el Santo Sínodo del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla el martes 13 de enero c.a. Seguidamente, celebró en la Catedral, a las h. 13:00, la Divina Liturgia Pontifical en ocasión de la fiesta de la Santa Epifanía según el calendario juliano (19/01), por nuestra Parroquia Ucraniana de Madrid, seguida por la celebración en el jardín de la Catedral del Oficio Sagrado de la Gran Santificación de las Aguas. Al final un grupo proveniente de nuestra Parroquia Ucraniana de Alcorcón (Madrid) presentó un programa con cantos, poesías y diálogos teatrales tradicionales ucranianos sobre el Nacimiento y el Bautismo de Cristo.

19/01: Asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia por la fiesta de la Santa Epifanía según el calendario juliano, al término de la cual celebró el Oficio Sagrado de la Gran Santificación de las Aguas.

21/01: Asistió en la Sala “Quinta de Cervantes”, en Alcalá de Henares (Madrid), a la inauguración de la exposición dedicada al 100º aniversario del Genocidio Armenio, organizada en común por la Comunidad Armenia de Madrid y la Embajada de Armenia en España, con la colaboración del Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

23/01: Por la tarde llegó en Lisboa.

24/01: Presidió en el Templo de nuestra Parroquia Ucraniana de Lisboa a una reunión de colaboración con todos nuestros clérigos que sirven en la ciudad y provincia de Lisboa y los presidentes de las Comunidades Ortodoxas Griega, Ucraniana y Portuguesa de la capital lusitana. Por la tarde, presidió a la celebración de las Vísperas del Domingo en el Templo de nuestra Parroquia Ortodoxa Portuguesa de la Protección de la SSma. Madre de Dios en Sintra (Lisboa).

25/01: Celebró la Divina Liturgia Pontifical en el Templo de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de San Juan Bautista de Lisboa, en ocasión de su recién fiesta patronal según el calendario juliano (20/01). Seguidamente, participó en el almuerzo comunitario festivo ofrecido por tal ocasión de parte del Párroco Rvdmo. Arcipreste Igor y el Consejo Parroquial, durante el cual el coro parroquial ha presentado un rico programa de cantos, poesías y diálogos teatrales tradicionales ucranianos referentes a las fiestas de la Navidad y Bautismo del Señor. Por la tarde volvió en Madrid.

27/01: Celebró en la Catedral el Oficio Sagrado de Conmemoración en ocasión del 1º aniversario de su fallecimiento de Georgios Orfanides, Presidente honorifico a vida de la Comunidad Greco-Ortodoxa de Madrid y Arconte del Trono Ecuménico.

30/01: Asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia por la fiesta de los Santos Tres Jerarcas (Basilio Magno, Gregorio Teólogo, Juan Crisóstomo), protectores de la Literatura Greco-Cristiana. Por la tarde,
celebró en la Catedral el Oficio Sagrado de Conmemoración por los dos tinientas de la Aviación Militar Helénica fallecidos en el grave incidente que tubo lugar en la Base Aérea Militar de Albacete. La ceremonia fue organizada por los Oficiales de la Aviación Militar Helénica en servicio al Comando Aéreo Militar de la OTAN en Torrejón del Ardoz (Madrid).

31/01: Asistió en la Catedral a la celebración de las Vísperas del Domingo. Seguidamente, celebró en la Catedral el Oficio Sagrado de Conmemoración, en ocasión del 1º aniversario de su fallecimiento, de nuestra hermana Gloria, grande amiga desde décadas de años de nuestra Iglesia y Comunidad parroquial de Madrid.


Fuente: Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

martes, 17 de febrero de 2015

Un poco de historia ortodoxa hispana. Salutación de S.E. Policarpo en la solemnidad de San Ildefonso

 
A pesar de su antigüedad,  por su interés histórico ofrecemos a nuestros lectores la salutación que S.E. Policarpo, Arzobispo Metropolitano de España y Portugal y Exarca del Mar Mediterráneo, dirigió en la catedral latina de Toledo en la misa en rito hispanomozárabe celebrada en la solemnidad de San Ildefonso (23 de enero) de 2012.
 
---------------------------------

Excelentísimo y Reverendísimo Arzobispo Metropolitano de Toledo y Primado de España Don Braulio,
Reverendísimos Padres,
Estimadas Autoridades,
Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

Nos hemos reunidos aquí en esta majestuosa Catedral Primada de Toledo celebrando la solemne conmemoración de San Ildefonso, gran Padre de la Santa Iglesia de Cristo, obispo y patrón de Toledo, una de las primeras tierras y diócesis cristianas ibéricas, en la antigua y venerable liturgia hispano-mozárabe, hija de la liturgia siriaca oriental.

La palabra "santo" en la lengua griega antigua indica una persona distinguida, una persona que se distingue de las otras. Estas personas son distinguidas, es decir santas, porque su vida se distingue por la continua oración y contemplación mística, la iluminación interior, la purificación del corazón, la visión de Dios (theoría), el hacer milagros, y para usar el lenguaje de los Santos Apóstoles por la participación en la santidad de Dios. La santidad no es una virtud humana, sino una donación del Espíritu Santo. Los Santos poseen la Gracia porque están unidos continuamente al Dador de cada don perfecto y al Padre de la Luz sin ocaso. La Gracia de Dios que habita en los Santos, toca también su cuerpo y la creación, y por ese motivo sus reliquias tienen también la Gracia de Dios y son fuente de milagros. Esta Catedral Primada es un lugar que irradia mucha Gracia por medio de las reliquias de San Ildefonso, este gran Padre occidental de la Iglesia Universal, que las guarda con celo divino.

La santidad es comunión con Dios Trino dentro del Cuerpo místico de Cristo, la Iglesia, fuera de la cual no existe salvación, como dice otro gran Padre occidental de la Iglesia, San Cipriano de Cartago. Cuantos participan en la acción divinizadora de Dios se hacen templos vivos del Espíritu Santo, es decir, Santos, Confesores y Mártires. Dios, el Santo por excelencia, nos exhorta en el Antiguo Testamento a hacernos también nosotros santos, como El es. La santidad está relacionada con el martirio, el testimonio. Son dos cosas inseparables en la vida del verdadero cristiano. Si no es testigo y santo, o por lo menos lucha continuamente por la santidad, no es cristiano como Cristo y los Santos Padres de la Iglesia, orientales y occidentales, comúnmente enseñan. Es un cristiano templado que será condenado como dice muy claro el Apocalipsis.

La Solemnidad de San Ildefonso de Toledo coincide dentro la "Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos", por la cual con tanta fuerza e insistencia han luchado los Santos Padres de la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica, entre los cuales dominan ilustres santas personalidades ibéricas, como Cecilio de Granada, Osio de Córdoba, Paciano de Barcelona, Braulio de Zaragoza, Gregorio de Elvira, Leandro e Isidro de Sevilla, Julián e Ildefonso de Toledo, Martín de Braga, Potamio de Lisboa, Dámaso de Roma. El Beato Papa Juan-Pablo II, el Papa de los dos pulmones de la Cristiandad, uno oriental y uno occidental, inaugurando el gran Jubileo de los 2.000 años del nacimiento según la carne de Nuestro Señor Jesucristo, el único Salvador y Redentor del mundo, el Hijo Unigénito y Verbo de Dios, hizo particular mención de los Santos de la fe en Cristo, mártires, confesores y padres, los cuales llamó "puente de unidad' entre los cristianos de hoy, un puente firme y seguro.

En los tiempos antiguos los verdaderos cristianos sufrieron el "martirio de sangre", como Eulalia de Barcelona, Vicente de Valencia, Hermenegildo príncipe, Eulogio y Lucrecia de Córdoba, Esteban de Cádiz, por mencionar los más ilustres mártires hispanos que son honrados también en Oriente. Hoy los verdaderos cristianos sufren el "martirio de la conciencia", que según los Santos Padres de la Iglesia es más fuerte y doloroso del "martirio de sangre", porque el de conciencia es continuo e insistente. Vivimos en una época de enorme crisis espiritual y moral principal y segundariamente económica, que es hija de la primera. Reina la apostasía, como en los tiempos del antiguo Israel. La superación de cada crisis se hace a través la fe firme en Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, nacido nuevamente hace pocos días "por nosotros los hombres y por nuestra salvación", reforzados por los eternos e inmortales ejemplos y guías, que son nuestros Santos, como San Ildefonso, obispo y patrón de Toledo.

Por sus santas intercesiones Cristo Nuestro Dios ten misericordia de nosotros y sálvanos. Amen.

+ Policarpo


Fuente: Arzobispado de Toledo

sábado, 14 de febrero de 2015

Visita pastoral de S.E. Policarpo a Valencia (Comunidad Valenciana)


miércoles, 11 de febrero de 2015

"Las Iglesias ortodoxas en España"


El cristianismo ortodoxo es en la actualidad la tercera minoría religiosa en España por número de seguidores. El presente libro, la primera introducción a las iglesias ortodoxas presentes en España que ve la luz, aspira a dar a conocer un conjunto de iglesias cuya presencia en nuestro país, cada vez más visible, se sustenta no solo en el peso de los fenómenos migratorios -tan importantes en el caso de los rumanos- o en el impacto del turismo -básico en el caso de los rusos-, sino también en la conversión de españoles a estos modelos cristianos que tanta solera e historia compartida presentan, también, con el mundo hispánico.


Fruto de un trabajo sistemático de investigación llevado a cabo por un equipo de cinco especialistas en el estudio de las minorías religiosas, esta ambiciosa obra se nutre del trabajo de campo y de las entrevistas realizadas a párrocos y responsables en España tanto de los principales patriarcados  -el de Constantinopla, el de Moscú y la Iglesia Ortodoxa de Rumanía- y las congregaciones propiamente españolas -la Iglesia Ortodoxa Española o la Iglesia Ortodoxa Hispánica- como de otras redes con menor implantación, como las de la Iglesia Copta, la Armenia, la Búlgara o la Georgiana.

FICHA TÉCNICA
Autor: Francisco Díez de Velasco (ed.)
Editorial: Ediciones Akal
Año de publicación: 2015
ISBN: 978-84-460-4083-5

CONTENIDO

Índice

INTRODUCCIÓN. ORTODOXOS EN ESPAÑA

I. Características generales de la ortodoxia y las iglesias orientales
II. Historia, retorno, arraigo y futuro del cristianismo ortodoxo y oriental en el territorio español

PARTE I. EL PATRIARCADO ECUMÉNICO DE CONSTANTINOPLA

III. Historia del Patriarcado de Constantinopla
IV. El Patriarcado Ecuménico de Constantinopla en España: historia e implantación
V. Retos y futuro del Patriarcado de Constantinopla en España

PARTE II. LA IGLESIA ORTODOXA RUMANA EN ESPAÑA

VI. El Patriarcado de Rumanía y su presencia en España
VII. El Patriarcado de Rumanía en España: historia y presente
VIII. La implantación de la Iglesia Ortodoxa Rumana en España
IX. La presencia en España de la Iglesia Ortodoxa Rumana a través de las actividades parroquiales y los retos de futuro

PARTE III. LA IGLESIA ORTODOXA RUSA EN ESPAÑA

X. Historia de la Iglesia Ortodoxa Rusa y estructura actual
XI. El Patriarcado de Moscú en España: historia y presente
XII. La implantación de la Iglesia Ortodoxa Rusa en España
XIII. El futuro de la Iglesia Ortodoxa Rusa en España: ajustes y desafíos

PARTE IV. OTRAS IGLESIAS ORTODOXAS Y ORIENTALES

XIV. La Iglesia Ortodoxa Española
XV. La Iglesia Ortodoxa Hispánica Diócesis Isidoriana
XVI. Otras iglesias ortodoxas y orientales en España

CONCLUSIONES. PINCELADAS DE FUTURO

Bibliografía
índice analítico


Fuente: Pluralismo y Convivencia

viernes, 6 de febrero de 2015

Reunión de S.E. Policarpo con clero y laicos de Lisboa (Portugal) y alrededores

 
El día 24 de enero de 2015, en la iglesia prestada por los católicos a la parroquia ucraniana en el centro de Lisboa (la "Baixa"), presidida por S.E. Metr. Polykarpos, con la presencia de los padres de las parroquias ucraniana, portuguesa y griega de Lisboa y alrededores, así como miembros laicos de los consejos parroquiales, tuvo lugar una reunión en la que  se habló de varios temas importantes relacionados con el funcionamiento de las parroquias y posibilidades futuras.
 
El domingo 25, S.E. Policarpo celebró la Divina Liturgia en la parroquia ucraniana con varios sacerdotes y en presencia de muchos muchos feligreses.
 
 
Fuente: P. Ivan Moody

miércoles, 4 de febrero de 2015

Visita pastoral de S.E. Policarpo a Zaragoza (Aragón)


lunes, 2 de febrero de 2015

Oficio de réquiem por el descanso de los aviadores griegos fallecidos en Albacete (Castilla-La Mancha)


El Viernes 30 de Enero, a las h. 19:30, fue celebrado en la Iglesia Catedral de la Sacra Metrópolis Ortodoxa de España y Portugal, por parte del Eminentísimo Metropolita de España y Portugal Policarpo, el Oficio Sagrado de Conmemoración por el descanso del alma de los tenientes de la Aviación Militar Helénica Athanasios Zagkas y Panayotis Laskaris, muertos pocos días antes en el grave incidente que tuvo lugar en la Base de Aérea Militar de Albacete (Castilla-La Mancha).

El Oficio fue organizado por los Oficiales de la Aviación Militar Helénica que sirven en el Comando Aéreo Militar de la OTAN con sede en Torrejón del Ardoz (Madrid), y estuvieron presentes todos acompañados por sus familias.

El Oficio Sagrado de Funeral fue celebrado el Jueves 30/01 en los respetivos lugares nativos de los fallecidos en Grecia.

¡Eterna memoria!


Fuente: Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

domingo, 1 de febrero de 2015

Estudio sobre las demandas en materia de libertad religiosa de cristianos ortodoxos y otras confesiones


D. Marcos González Sánchez, Profesor Titular de Derecho Eclesiástico de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) acaba de publicar en el número 37 de la Revista General de Derecho Canónico y Derecho Eclesiástico del Estado un estudio en el que hace referencia a las más destacadas sentencias del TEDH sobre libertad religiosa que resuelven demandas que tienen que ver o que han sido presentadas por mormones, testigos de Jehová, budistas o por ortodoxos.

El principal objeto del trabajo es detenerse, sintéticamente, en los datos doctrinales más relevantes que aportan y conocer los problemas que en el ejercicio de la libertad religiosa se presentan en otros Estados sometidos, en último término, al control del TEDH.

El SUMARIO del trabajo es el siguiente:

1. Introducción

2. Sentencias sobre libertad religiosa; 2.1 Derecho a manifestar las convicciones religiosas profesadas: el proselitismo; 2.2 Derecho a no declarar las convicciones religiosas profesadas; 2.3 Derecho a seguir las prescripciones alimenticias de la confesión de pertenencia; 2.4 Derecho a negarse a recibir tratamientos médicos contrarios a las creencias religiosas profesadas; 2.5 Derecho a recibir asistencia religiosa; 2.6 Objeciones de conciencia; 2.6.1 Objeción de conciencia al servicio militar; 2.6.2 Objeción de conciencia a participar en desfiles conmemorativos; 2.7 Acceso al registro y personalidad de las confesiones religiosas; 2.8 Autonomía interna de las confesiones religiosas; 2.9 Derecho a establecer lugares de culto; 2.10 Derecho de reunión con fines religiosos: protección jurídica; 2.11 Relaciones laborales y libertad religiosa; 2.12 Financiación religiosa; 2.13 Patrimonio religioso; 2.14 Matrimonio y libertad religiosa: la custodia de los hijos

3. Conclusiones.

El artículo se puede leer bajo suscripción en la web de la editorial IUSTEL: www.iustel.com


Fuente: D: Marcos González Sánchez

Oficios del mes de febrero de 2015 en la catedral ortodoxa de Madrid



DOMINGO 01/02
DEL PUBLICANO Y FARISEO (Inicio del Triodio)
Maitines ………...……………………………………. 09.30
Liturgia …….………………………………………… 10.45

LUNES 02/02
PRESENTACIÓN DEL SEÑOR EN EL TEMPLO
Maitines ……………………………………………… 09.30
Liturgia ……….…………………..………………….. 10.15

SÁBADO 07/02
Vísperas del Domingo ……....………..………...….…. 18.30

DOMINGO 08/02
DEL HIJO PRÓDIGO; San Zacarías profeta
Maitines ….................................................................... 09.30
Liturgia .……..….…….……….................................… 10.45

MARTES 10/02
SAN CARALAMBO HIERO-MÁRTIR Y TAUMATURGO
Liturgia ………………………………………………. 10.15

SÁBADO 14/02
SÁBADO DE LOS DIFUNTOS
Liturgia ………….…………………………………… 10.15
Conmemoración de los Difuntos ……………..…..….. 11.30
Vísperas del Domingo …….…..….………………….. 18.30

DOMINGO 15/02
DEL CARNAVAL; Presentación del Señor (viejo cal.)
Maitines ………..…………………………………….. 09.30
Liturgia ………………...………………….…………. 10.45

MARTES 17/01
SAN TEODORO EL RECLUTA, GRAN MÁRTIR
Liturgia ….....………………………………………… 10.15

VIERNES 20/02
Sacramento del Óleo Santo (Maslo) …...................... 19.00

SÁBADO 21/02
Vísperas del Domingo ................….………………….. 18.30

DOMINGO 22/02
DEL PERDÓN; S. Policarpo ob. de Esmirna (Onom. M/ta)
Maitines ……......…………...…………………….….. 09.30
Liturgia …...........….…………………………….…… 10.45

MIÉRCOLES 25/02
Liturgia de los Dones Presantificados ……………….. 19.00

VIERNES 27/02
Himno Acátisto (Iª Estación) ….…………………… 19.00

SÁBADO 28/02
CONMEMORACIÓN MILAGRO S.TEODORO GR.M.
Liturgia …….………………………………..……….. 10.15
Conmemoración de los Difuntos …….……….……… 11.30
Vísperas del Domingo …...……..……………………. 18.30



LITURGIA EN UCRANIANO CADA DOMINGO A LAS 13.00’ HORAS


Fuente: Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)