martes, 31 de mayo de 2016

"Una ciudad de la España cristiana hace mil años". Claudio Sánchez-Albornoz


¿Cómo era una ciudad medieval? ¿Cómo discurría la vida de sus ciudadanos en el mercado, en la corte, en el hogar? Sánchez-Albornoz, uno de nuestros más prestigiosos medievalistas, ofrece aquí un retrato de la ciudad de León hace mil años, y logra introducir en ella al lector de una manera sorprendente penetrando en el tiempo, dialogando con personajes corrientes que existieron, y mostrando así sus modos de pensar y sus costumbres.

Claudio Sánchez-Albornoz (1893-1984) fue catedrático de Historia de España, miembro de la Real Academia de la Historia, Hijo adoptivo de Asturias y León y Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Autor de numerosas publicaciones, es uno de los principales historiadores medievalistas españoles.

ISBN: 978-84-321-4410-3
CÓDIGO: 105037
FORMATO: 14,5X21,5 cms.
288 págs.
Rústica
Precio: 18€


Fuente: www.rialp.com

lunes, 30 de mayo de 2016

La zona alrededor del lugar del Bautismo del Señor será desminada


En el sitio que la tradición identifica como el lugar del bautismo de Jesús, se realizará la remoción de minas y otros artefactos que aún se encuentran dispersos, cincuenta años después de la Guerra de los seis días (5-10 de junio de 1967). Se trata de la zona de Qasr al-Yahud, que se extiende alrededor de la orilla occidental del río Jordán.

Según reporta Fides, el área que será limpiada de minas se extiende aproximadamente por 100 hectáreas y es inaccesible desde 1967. El proyecto se llevará a cabo bajo la supervisión del Ministerio de Defensa de Israel, además de contar con la colaboración de la compañía británica Halo Trust, especializada en la eliminación de minas y municiones bélicas sin explotar. El trabajo de eliminación debe comenzar a finales de 2016.

Qasr el-Yahud, a pocos kilómetros de la ciudad de Jericó, se encuentra en los territorios palestinos ocupados por Israel en 1967, justo en la frontera con Jordania. El área cuenta con antiguas iglesias y monasterios que hasta ahora han sido considerados como inseguros debido a las minas. Desde 2011, Israel ha hecho accesible una única ruta directa a un lugar para las ceremonias cristianas, en la orilla del Jordán. El acceso está permitido a los peregrinos hasta ahora bajo la supervisión del ejército israelí que controla la zona.


Fuente: Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN)

Los Patriarcas cristianos de Siria invitan a sumarse al Día Internacional del Niño


El 1 de junio se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Niño para concienciarnos acerca de la dignidad y los derechos de los niños. La especial dignidad de los niños no es una invención de la ONU, sino que se encuentra profundamente arraigada en el mensaje cristiano. Jesucristo bendijo a los niños, los estrechó contra su corazón y prometió para personas como ellos el Reino Celestial. Pero eso no es todo, pues el Redentor mismo llegó a este mundo como un niño indefenso que tuvo que soportar la pobreza, la persecución y las penalidades de la huida a Egipto.

Los niños de nuestra patria, Siria, son los hermanitos y hermanitas del Niño Jesús necesitado. Llevan más de cinco años sufriendo heridas, traumas o la muerte a causa de una guerra cruenta. Muchos han perdido a sus padres y todo lo que querían y apreciaban. Muchísimos de ellos han nacido durante la guerra y todavía no saben lo que es la paz. Sus lágrimas y su sufrimiento claman al cielo.

Por ello, en el Día Internacional del Niño, los niños cristianos de muchas ciudades sirias quieren reunirse para rezar juntos por que pronto vuelva a reinar la paz.

Nosotros, los Patriarcas cristianos de Siria, queremos invitaros a todos a uniros a esta oración. El niño indefenso en cuya persona Dios quiso hacerse hombre es, simultáneamente, el Señor de la Historia. El profeta Isaías anunció a este niño como “Príncipe de la Paz” y “Consejero maravilloso”. De ahí que el Niño Jesús a menudo no sea representado como un bebé desnudo en un pesebre, sino como rey que sujeta en su mano izquierda la esfera terrestre y que bendice con la derecha al mundo entero. El Niño Jesús vino para traer la paz. En Siria, muchas familias cristianas e innumerables niños conocen la hermosa imagen en la que la Virgen sujeta en el brazo al Niño Jesús, que como rey sujeta y bendice el orbe.

A él, a Cristo, Rey del Universo, que como niño vulnerable en brazos de su Madre sujeta el mundo en su mano, le rogamos que bendiga a los niños sirios. A él, el único capaz de traer la paz, le rogamos: “¡Protege y salva a los niños de este país! ¡Escucha ahora nuestras oraciones! ¡No vaciles más en regalarle la paz a nuestro país! Mira las lágrimas de los niños, seca las lágrimas de las madres, permite que los lamentos cesen de una vez”. Nosotros, los Patriarcas de Siria, también os invitamos a vosotros y a vuestros hijos a uniros a nuestra oración en el Día Internacional del Niño. Quiera Dios Todopoderoso pagároslo y bendeciros abundantemente a vosotros y a vuestras familias.


Fuente: Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN)

S.E. Policarpo - Visita pastoral na região de Lisboa

domingo, 29 de mayo de 2016

Visita pastoral de S.E. Policarpo a Sevilla (Andalucía)


Invitamos a todos a participar el próximo domingo 5 de junio de 2016 en los Oficios que se celebrarán en nuestra Parroquia de Sevilla (c/ Doctor Relimpio, 2) con motivo de la visita pastoral de Su Eminencia Policarpo, Arzobispo-Metropolita de España y Portugal y Exarca del Mar Mediterráneo.

A las 10:30 empezaremos con el rezo de las Horas Tercia y Sexta, y a las 11:00 comenzará la Divina Liturgia. Después de la ceremonia habrá un ágape fraterno en la iglesia.

¡Todos son bienvenidos!

"Sobre la fe católica contra los judíos". San Isidoro de Sevilla


El tratado 'De fide catholica contra Iudaeos' de Isidoro de Sevilla es una obra de especial interés.

Isidoro empleó los 'testimonia' bíblicos para elaborar los dos libros del 'De fide': el primero un auténtico tratado de Cristología; y el segundo un tratado apologético antijudío.

Se trata de un trabajo que conecta la tradición patrística antigua con la literatura polémica y antijudía medieval. Además pone de manifiesto que el 'asunto judío' era un tema de especial preocupación en época visigoda, como demuestra el hecho de que, poco tiempo después de la redacción de esta obra isidoriana, el rey Sisebuto ordenó el año 616 la conversión forzosa y consiguiente bautismo de los judíos de su reino.

Por último, 'De fide catholica' es un magnífico ejemplo de la exégesis bíblica practicada por Isidoro, cuyo afán didáctico le impulsaba a aclarar los distintos niveles de interpretación de los textos sagrados.

Precio: 18,00 €
Isidoro de Sevilla. Sobre la fe católica contra los judíos
ISBN: 978-84-472-1432-7
Referencia: 480121
Año de Publicación: 2012
Páginas: 188
Formato: 17 x 24 cm
Traductor/es: Castro Caridad, Eva y Peña Fernández, Francisco
Colección: LITERATURA


jueves, 26 de mayo de 2016

"Mozárabes y mozarabías". Manuel Rincón Álvarez


Los mozárabes fueron pobladores autóctonos peninsulares que, a la llegada de los musulmanes, decidieron permanecer en su tierra, con sus costumbres, sus tradiciones y cultura, aunque a costa de cesiones y del pago de tributos. Al cabo de más de cuatro siglos, se produjo un cierto grado de arabización en sus formas de vida.

Este libro cuenta el proceso de integración de la minoría mozárabe en la comunidad musulmana en sus diferentes etapas históricas, su vida cotidiana, sus luchas de identidad y su arte a través de un hipotético viaje por las pequeñas iglesias mozárabes que se conservan en la Península.

Cuando Alfonso VI entró en Toledo en 1085, todavía encontró una numerosa comunidad mozárabe que, aunque escribía en árabe, había mantenido su fe.

Finalmente, estas minorías quedaron aprisionadas por el apremio unificador cluniacense que entraba por los territorios cristianos del norte, mientras que por el sur sus huellas fueron arrasadas por el avance de almorávides y almohades. La conjunción de ambas dio como resultante la desaparición de una cultura de resistencia y de entendimiento.

Colección EH (Estudios Históricos y Geográficos)
Número 123
Año 2003
Páginas 217
Formato: LIBRO
ISBN: 978-84-7800-700-4
Precio: 18 €


Fuente: www.eusal.es

Los ataques contra la libertad religiosa en España se duplicaron en 2015


El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) indicó que los ataques a la libertad religiosa se duplicaron en España en 2015, dado que durante el año pasado se registraron 187 agresiones contra este derecho fundamental del ser humano, frente a las 91 que se perpetraron en 2014; y que las situaciones de intolerancia en las que se margina a la religión de la vida pública (99) aumentaron un 55% con respecto al año anterior. Las agresiones a los lugares de culto (36) y el escarnio a la religión (33) completaron el podio de los ataques más frecuentes a la libertad religiosa; mientras que las pintadas en mezquitas y templos fueron las más comunes, seguidas de las profanaciones y robos en las iglesias.

La presidente de OLRC, María García, denunció que el "aumento de la intolerancia viene provocada, entre otros factores, por el laicismo agresivo que vienen impulsando determinados partidos políticos de la izquierda radical en el país que provoca que se margine a la religión de la vida pública y se ridiculice a los creyentes". Al citar algunos ejemplos, señaló el polémico cambio de capilla de la Universidad Complutense de Madrid, la retirada de crucifijos en algunas salas de plenos de los ayuntamientos o la propuesta de Podemos en su programa electoral en Sevilla de arrebatar 'La Giralda a la Iglesia'. Frente a ello, afirmó que "la libertad religiosa está amenazada, ya que el miedo a manifestar las propias creencias crece debido a los diferentes tipos de ataques: desde vejaciones a la persona hasta violencia contra el creyente o los lugares de culto". 

"Existe una verdadera ofensiva contra los símbolos religiosos cristianos, particularmente contra el crucifijo, por parte de determinados partidos políticos. En no pocos municipios se ha desatado una obsesiva batalla por desterrar los símbolos religiosos. Los representantes políticos, elegidos por los ciudadanos, deben tener en cuenta que las creencias forman parte de la identidad de las sociedades. Las manifestaciones públicas de los creyentes son elementos constitutivos del pueblo y deben respetarse independientemente de la ideología del partido gobernante", aseveró García. Las agresiones contra lugares de culto aumentaron un 350 %, mientras que la violencia física se multiplicó por tres respecto al año anterior, datos que el ORLC consideró "muy preocupantes". 

Fuente: ABC.

ΑΝΤΙΠΡΟΣΩΠΕΙΑ ΤΟΥ ΟΙΚΟΥΜΕΝΙΚΟΥ ΠΑΤΡΙΑΡΧΕΙΟΥ ΕΙΣ ΤΗΝ ΑΓΙΑΝ ΚΑΙ ΜΕΓΑΛΗΝ ΣΥΝΟΔΟΝ


Ἀνακοινοῦται ὅτι ἡ σύνθεσις τῆς Ἀντιπροσωπείας τοῦ Οἰκουμενικοῦ Πατριαρχείου εἰς τήν Ἁγίαν καί Μεγάλην Σύνοδον τῆς Ὀρθοδόξου Ἐκκλησίας ἔχει ὡς ἑξῆς:

Α. Θ. Παναγιότης, Οἰκουμενικός Πατριάρχης κ. κ. Βαρθολομαῖος, Πρόεδρος τῆς Ἁγίας καί Μεγάλης Συνόδου
1. Σεβ. Ἀρχιεπίσκοπος Καρελίας καί πάσης Φιλλανδίας κ. Λέων
2. Σεβ. Μητροπολίτης Ταλλίνης καί πάσης Ἐσθονίας κ. Στέφανος
3. Σεβ. Μητροπολίτης Γέρων Περγάμου κ. Ἰωάννης
4. Σεβ. Ἀρχιεπίσκοπος Γέρων Ἀμερικῆς κ. Δημήτριος
5. Σεβ. Μητροπολίτης Γερμανίας κ. Αὐγουστῖνος
6. Σεβ. Ἀρχιεπίσκοπος Κρήτης κ. Εἰρηναῖος
7. Σεβ. Μητροπολίτης Ντένβερ κ. Ἠσαΐας
8. Σεβ. Μητροπολίτης Ἀτλάντας κ. Ἀλέξιος
9. Σεβ. Μητροπολίτης Πριγκηποννήσων κ. Ἰάκωβος
10. Σεβ. Μητροπολίτης Προικοννήσου κ. Ἰωσήφ
11. Σεβ. Μητροπολίτης Φιλαδελφείας κ. Μελίτων
12. Σεβ. Μητροπολίτης Γαλλίας κ. Ἐμμανουήλ
13. Σεβ. Μητροπολίτης Δαρδανελλίων κ. Νικήτας
14. Σεβ. Μητροπολίτης Ντητρόϊτ κ. Νικόλαος
15. Σεβ. Μητροπολίτης Ἁγίου Φραγκίσκου κ. Γεράσιμος
16. Σεβ. Μητροπολίτης Κισάμου καί Σελίνου κ. Ἀμφιλόχιος
17. Σεβ. Μητροπολίτης Κορέας κ. Ἀμβρόσιος
18. Σεβ. Μητροπολίτης Σηλυβρίας κ. Μάξιμος
19. Σεβ. Μητροπολίτης Ἀδριανουπόλεως κ. Ἀμφιλόχιος
20. Πανιερ. Μητροπολίτης Διοκλείας κ. Κάλλιστος
21. Πανιερ. Μητροπολίτης Ἱεραπόλεως κ. Ἀντώνιος, ἐπί κεφαλῆς τῶν Οὐκρανῶν Ὀρθοδόξων ἐν ΗΠΑ
22. Πανιερ. Ἀρχιεπίσκοπος Τελμησσοῦ κ. Ἰώβ, Μόνιμος Ἀντιπρόσωπος τοῦ Οἰκουμενικοῦ Πατριαρχείου παρά τῷ Παγκοσμίῳ Συμβουλίῳ Ἐκκλησιῶν
23. Πανιερ. Ἀρχιεπίσκοπος Χαριουπόλεως κ. Ἰωάννης, ἐπί κεφαλῆς τῆς Πατριαρχικῆς Ἐξαρχίας τῶν ἐν τῇ Δυτικῇ Εὐρώπῃ Ὀρθοδόξων Παροικιῶν Ρωσσικῆς Παραδόσεως
24. Θεοφ. Ἐπίσκοπος Νύσσης κ. Γρηγόριος, ἐπί κεφαλῆς τῶν Καρπαθορώσσων Ὀρθοδόξων ἐν ΗΠΑ

Εἰδικοί Σύμβουλοι:

25. Θεοφ. Ἐπίσκοπος Χριστουπόλεως κ. Μακάριος (Ἐσθονία)
26. Πανοσιολ. Ἀρχιμανδρίτης κ. Τύχων, Καθηγούμενος Ἱερᾶς Μονῆς Σταυρονικήτα Ἁγίου Ὄρους
27. Αἰδεσιμολ. Πρωτοπρεσβύτερος τοῦ Οἰκουμενικοῦ Θρόνου κ. Κωνσταντῖνος Μύρων (Γερμανία)
28. Ὁσιωτάτη Μοναχή Θεοξένη, Καθηγουμένη τῆς Ἱερᾶς Μονῆς Ζωοδόχου Πηγῆς-Χρυσοπηγῆς Χανίων
29. Ἐντιμολ. κ. Παντελεήμων Βίγκας, Ἄρχων Μ. Χαρτοφύλαξ τῆς Ἁγίας τοῦ Χριστοῦ Μεγάλης Ἐκκλησίας (ΚΠολις)
30. Ἐλλογιμωτάτη κυρία Ἐλισάβετ Προδρόμου, Καθηγήτρια (Η.Π.Α.)

Πανοσιολ. Ἀρχιμανδρίτης κ. Βαρθολομαῖος Σαμαρᾶς, Ἀρχιγραμματεύς τῆς Ἁγίας καί Ἱερᾶς Συνόδου, Γραμματεύς τοῦ Προέδρου

Ἐν τοῖς Πατριαρχείοις, τῇ 26ῃ Μαΐου 2016
Ἐκ τῆς Ἀρχιγραμματείας τῆς Ἁγίας καί Ἱερᾶς Συνόδου

miércoles, 25 de mayo de 2016

"Conociendo y reconociendo a la Iglesia Ortodoxa". Nueva sección de la Enciclopedia Católica


En ocasión de la reciente celebración de la Pascua en la Iglesia Ortodoxa, la Enciclopedia Católica presenta una nueva sección para conocer un poco más sobre esta confesión cristiana.

José Gálvez Krüger, director de la Enciclopedia Católica, que es uno de los proyectos del Grupo ACI, ha sido el encargado de esta nueva sección que está dedicada al conocimiento de la "tradición oriental, poniendo énfasis en la fe común, es decir en la autoridad de los siete primeros concilios y en el Credo de Nicea-Constantinopla".

"Recordemos que hay Iglesias orientales, de tradición bizantina, que están en comunión con el Obispo de Roma. La selección de textos, es de utilidad tanto para ortodoxos y católicos", añade.

Para esta nueva sección se ha contado con la colaboración de dos especialistas en teología de la Santa Iglesia Ortodoxa Antioqueña de México, el reverendo Archimandrita Dr. Fadi Rabbat y el magister en teología y subdiácono, Alejandro Rodea Arteaga.

Gálvez explica además que "el padre Emiliano de la misma Iglesia nos facilitó las fotografías y comentarios de su propia ordenación sacerdotal y de la consagración episcopal de Sayedna Ignacio Saamán, cuya difusión fue autorizada, en su momento, por el arzobispo Antonio Chedraoui".

En el ámbito de la Iglesia Católica el Rector de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima., Dr. Carlos Rosell de Almeida, ha actualizado su importante estudio sobre la Escatología en la Iglesia Ortodoxa.

"Finalmente debemos agradecer la colaboración del Padre Elías Rivas, de la iconógrafa Karuz Gruber y del Centro Cultural Nicolás de Mira", concluye Gálvez.

Para ver esta nueva sección de la Enciclopedia Católica, puede hacer clic aquí.

[N.B. Al no tratarse de una página explícitamente ortodoxa, podrían encontrarse en ella contenidos ajenos a nuestra fe; no obstante, en general se trata de un material de gran interés]

"Homilías sobre los Evangelios". Beda el Venerable


Beda es el erudito más significativo de la alta Edad Media, el más profundo conocedor del latín y el griego, la filosofía y la teología, la historia y las matemáticas de su tiempo, finales del s. VII y primera mitad del VIII. Fue un monje que dedicó su vida a rezar, estudiar y enseñar de palabra y por escrito a generaciones de jóvenes en un rincón apartado de la actual Escocia, que, en buena parte gracias a su trabajo, se convirtió en un centro de cultura que contribuiría –como tantos otros en toda Europa– a afianzar la fe cristiana y a salvaguardar de la ciencia greco-latina. En ese monasterio murió el 25 de mayo de 735, víspera de la Ascensión del Señor, cuatro años después de la edición de su obra más famosa: la  historia eclesiástica de Inglaterra. Fue proclamado 'doctor admirabilis' por el concilio de Aquisgrán en 836.

El gran cuerpo de sus copiosas publicaciones abarca temas histórico-biográficos, didáctico-científicos, poético-literarios y exegéticos.

Entre estas últimas destacan los dos libros de Homilías sobre los Evangelios, cincuenta en total, en las que expone con un estilo claro, sobrio y sincero el sentido literal y alegórico de pasajes tomados de esos cuatro libros sagrados. La actualidad de muchos de sus comentarios se refleja en el hecho de que algunos de sus pasajes siguen utilizándose en la liturgia de las Horas.

La presente traducción es la primera edición íntegra en castellano, y se publica en dos volúmenes debido a su extensión.

FICHA TÉCNICA

Preparado por: Agustín López Kindler 
Publicado por: Editorial Ciudad Nueva
Edición: 03/05/2016
Primera edición: 03/05/2016
ISBN: 978-84-9715-348-5
Páginas: 360 
Formato: 13.5x20.5 
Peso: 430 gr.
Precio: 25€


martes, 24 de mayo de 2016

Cristianos Socialistas PSOE invita a la comunidad cristiana ortodoxa al Foro Tender Puentes


Adjunto enviamos invitación a la comunidad cristiana ortodoxa para participar en el próximo FORO TENDER PUENTES DE MADRID, iniciativa promovida por el grupo de Cristianos Socialistas PSOE.

En esta ocasión os convocamos a reflexionar sobre los “Desafíos éticos, económicos y políticos de nuestro tiempo”. Bajo este titulo queremos abordar la situación social, económica, política y cultural que estamos viviendo (el futuro incierto del trabajo y las pensiones, el aumento de la desigualdad, el Estado de bienestar, el papel de las religiones en este contexto, la financiación de los partidos y las iglesias...) y hacerlo desde las perspectiva de los retos que la realidad tan cambiante y muchas veces contradictoria nos plantea a los creyentes comprometidos con un mundo más solidario.

Por estas y otras razones que vosotros y vosotras aportaréis, os invitamos a participar en el FORO TENDER PUENTES DE MADRID del próximo día 31 de mayo (martes) a las 20h., del que os adjuntamos convocatoria, indicando los ponentes que intervendrán y recordando que finalizaremos, como siempre, con un diálogo entre los/as asistentes.

EL FORO TENDER PUENTES DEL DÍA 31 DE MAYO a las 20h SERÁ EN LA PARROQUÍA SANTO TOMAS DE VILLANUEVA, Calle Leoneses 6. Vallecas Metro: Alto del Arenal. Línea 1. Bus-EMT líneas 10,144 y 57

¡Gracias por vuestra colaboración!

Recibid un cordial saludo, y os animamos a participar y a difundir esta nueva convocatoria del FORO TENDER PUENTES DE MADRID.

Un saludo,

Cristianos Socialistas PSOE
www.cristianospsoemadrid.blogspot.com
Twitter: @CristianosPSOE

Video - Batalha - Despedida e Tropário de Ressurreição

Vídeo - Getafe (Comunidad de Madrid) - Divina Liturgia y posterior actuación vocal

Batalha / Баталія - Santo Matrimónio / Таїнство Вінчання


Monsul / Монсул - Consagração duma capela / Освячення каплиці


"Tras las huellas de San Pablo y San Bernabé". Ruta por Chipre y Atenas


El camino que recorrieron estos dos testigos de la misericordia guarda aún algún secreto por descubrir. La agencia Turismo y Peregrinaciones inaugura una nueva ruta por Chipre y Atenas

«Estos hombres, enviados por el Espíritu Santo, bajaron a Seleucia, y de allí se embarcaron para Chipre». Así reza el Libro de los Hechos de los Apóstoles cuando comienza a rememorar las experiencias de estos dos discípulos el día que pusieron sus pies en la estratégica Chipre, hacia el año 47 d. C. «¿Saben que san Bernabé nació aquí, en Chipre? Y Pablo, su amigo, anunció sin miedo la palabra de Dios frente a todos los poderosos de la tierra… ¡Y vencieron!», reconoce entusiasmada Elina, una mujer chipriota que conversa con nosotros nada más aterrizar en Larnaca, la tercera ciudad más grande del país, por detrás de Nicosia y Limassol.

Para seguir las huellas de Pablo y Bernabé es necesario recorrer las calzadas que ellos dejaron a su paso. Para alcanzar el vestigio de su legado, antes, uno debe revestirse de la fe que acrisola el país. No resulta complicado, en una república con una superficie de 9.251 kilómetros cuadrados, tropezar con rastros de una religión que, aun caminando por un país partido –desde 1974, se encuentra dividido en zonas discordantes: una griega y otra turca–, profesa la fe de los valientes. Así, un 78 % de la población pertenece a la Iglesia ortodoxa Griega, un 18 % son musulmanes y un 4 % se aferra al fervor de otra creencia. Arraigados a este destino de muros por derribar y de oraciones por cumplir, emprendemos la marcha, de la mano de la agencia Turismo y Peregrinaciones (www.turismoyperegrinaciones.com), que ha puesto en marcha esta ruta.

El primer destino tiene su sede en Pafos. Allí reposan los restos de san Neófito, monje, ermitaño y escritor chipriota que vivió en el siglo XII, en la ladera de un monasterio que clama armonía en medio de la tormenta. Las escenas de la Última Cena, la Traición de Judas y el Descendimiento de la Cruz, hechas realidad en frescos del siglo XII al siglo XV, abren las puertas del sendero que, a pocos kilómetros de allí, nos espera. «Ahora veremos uno de los lugares que, por lo que entonces se vivió y ahora simboliza, se ha convertido en una pieza clave de Pafos», asevera Efi, la guía que nos acompaña durante nuestra estancia en Chipre. Detalle a detalle, va descubriendo cada uno de esos territorios que nos llevarán a frecuentar los mismos caminos que recorrieron san Pablo y san Bernabé, antes de emprender su primer viaje misionero por las naciones de Asia Menor.

Una tierra acrisolada por la fe

Llegamos al pilar de san Pablo. La tradición atestigua que, en esa columna, el apóstol fue atado y azotado antes de convertir a la nueva fe al gobernador romano Sergio Paulo. Caminamos por una pasarela elevada, entre columnas rotas y restos de capiteles, hasta encontrarnos con la iglesia de Panagia Chrysopolitissa, una morada de mosaicos admirables construida en el siglo XIII sobre las ruinas de la iglesia bizantina más grande de Chipre en el siglo VI. El reposo eucarístico, la visita de los mosaicos en el parque arqueológico y el paseo por el puerto pesquero ponen el punto y seguido a una jornada creyente a manos llenas.

Despedimos Larnaca, rumbo a Nicosia, la capital de la República de Chipre. Las murallas venecianas cercan la ciudad. La capital sigue dividida en dos por el norte tras la ocupación turca. Oriente y Occidente separados por un muro que se resiste a escribir para siempre la palabra misericordia. Nos espera el monasterio de San Juan Lampadistís, en Kalopanagiotis, constituido por dos iglesias y una capilla de distintas épocas. A pocos metros de allí, se esconde el río donde, según la tradición, Pablo y Bernabé bautizaron a Heraclidios –primer obispo de Tamasos–, cuyas ruinas permanecen a las afueras de la capital, y por donde los dos discípulos caminaron en aras de un Evangelio que hacía, de su cansancio, un modo misterioso de arropar la desnudez de los perdidos.

Seguimos con las iglesias de Asinou, de la Santa Cruz, de San Juan Evangelista, y el Museo Bizantino, con una soberbia colección de iconos que, con su belleza, escarchan el alma a cualquiera. Con todo preparado, partimos hacia Morphou, una ciudad que dormita en el noroeste de la isla. Allí yacen la iglesia y el sarcófago del santo Agios Mamas, y la abadía de Bellapais. El monasterio, erigido por los monjes agustinos en el siglo XIII, guarda esa hermosura especial que los sentidos son incapaces de descifrar. La mano delicada y sublime de un Jesús artesano, acompasada por la sombra de los discípulos que acompañamos, está impresa en cada una de las teselas que transitamos. «Es imposible ser testigo de esta belleza y no pensar que la mano de Dios está detrás de todo esto», deja caer Lucas, un sacerdote de Madrid que ya conoce, de principio a fin, el latido del verdadero amor.

El obispo de la sonrisa amable

En medio de la peregrinación, recibimos una noticia sorprendente: nos recibe Basileos, el obispo ortodoxo de Constanza. Tras recorrer su biografía, habla de los jóvenes de hoy, de sus años en un monasterio, de la religión en las escuelas del país, de la unidad de los cristianos y del reciente encuentro del Papa Francisco con Cirilo, patriarca de Moscú y toda Rusia. «Ese diálogo –confirmó–, aunque ya se había producido antes, supone un antes y un después para la Iglesia y, en especial, para nosotros, los cristianos». El camino que recorrieron los testigos de la misericordia aún guardaba algún secreto por descubrir… Así, alcanzamos el monasterio y la tumba de san Bernabé, en Famagusta. El mártir Bernabé, nacido en Salamina, se unió a Pablo nada más desembarcar este allí, procedente de Antioquía. A partir de ese momento, a favor del viento o a contracorriente del temblor de la marea, comenzaron a difundir la Palabra de Dios. Visitamos san Lázaro, su tumba, la promesa salvífica de Jesús… ¡cuánto esplendor encerrado en el misterio del creer!

Pablo y Bernabé atravesaron toda la isla, visitando casi todas las comunidades judías de Chipre, pero la obra del santo de Tarso cruzaría también el mar: era el momento de partir hacia Asia Menor. Nuestro próximo destino sería Atenas. Tras ser testigos del canal de Corinto, que une el mar Egeo con el Jónico, llegamos a Corinto. Allí, por la Pascua del año 55, Pablo envió su primera carta a los corintios de Éfeso. Timoteo fue el encargado de llevar la misiva, que pretendía contrarrestar la ofensa que un miembro de la comunidad judeocristiana había provocado. Después, Micenas, con la puerta de los Leones, las murallas, las tumbas reales y la tumba de Agamenón: historia custodiada en vasijas de barro, aunque pesen los muros, signo latente capaz de palpitar por una causa inmortal. Emocionados por el fragor de aquella leyenda, llegamos al Epidauro, teatro donde cantamos, a viva voz y con el Salmo 8, «qué admirable es tu nombre en toda la tierra», en aquella obra única del siglo IV a. C.

En la noche, nos despedimos de Atenas. Desfila la madrugada y despunta el alba. Instante para rezar con el legado de estos apóstoles y testigos de la misericordia que asentaron sus vidas en algún horizonte resucitado de Chipre y de Atenas: países con una historia inmarcesible, resurgida en testimonios renacidos con la inmortal semilla del amor.

Carlos González García


lunes, 23 de mayo de 2016

Video - "Who will attend the Holy and Great Council?"


Adormecimento em Cristo do ex-Metropolita de Buenos Aires S.E. Gennadios (Chrysoulakis)


Dom Gennadios foi reconhecidamente um prelado de personalidade significativa e um lutador pelas liberdades da sua pátria. Nasceu em Perivolakia Sitia, Creta, no ano de 1924, estudou Teologia na Faculdade Teológica da Universidade de Thessalónica. Em 1944, tornou-se monge no Monastério Toplou Sitía. Foi ordenado diácono em 1944 e sacerdote em 1946. Serviu por três anos como sacerdote militar e depois como pároco em várias paróquias de Thessalónica. Em 11 de maio de 1950 foi elevado ao título de Arquimandrita e nomeado pelo Metropolita de Thessalónica para a Igreja da Santíssima Trindade.

De 1965 a 1979 atuou como pároco na América do Sul. Em 08 de abril de 1979, foi ordenado bispo de Buenos Aires. Em 24 de setembro de 1996 após a publicação da fundação da diocese de Buenos Aires que fora desmembrada da grande Arquidiocese da América, foi promovido a Metropolita.

Desde 2001 estava vivendo em Atenas como hierarca emérito do Trono Ecumênico.

Que a sua memoria seja eterna!


Fonte: www.ecclesia.org.br

sábado, 21 de mayo de 2016

21/05 - San Mancio, Obispo y Mártir


Romano de origen, la tradición dice que fue vendido como esclavo a unos mercaderes judíos que lo llevaron a Évora (actual Portugal), donde fue martirizado.

Llegó a ser obispo de Évora.

Sus restos serían trasladados a Villanueva de San Mancio en Valladolid. (s. V.)

viernes, 20 de mayo de 2016

O Patriarca Ecuménico celebrou São João o Teólogo nas ruínas de uma basílica a ele dedicada em Éfeso


O Patriarca Ecumênico Bartolomeu I celebrou no domingo 08 de maio a Divina Liturgia por ocasião da festa de São João o Teólogo nas ruínas da basílica dedicada a este santo em Éfeso.

Visitando a região de Ionia, constava na agenda patriarcal a inauguração da Igreja de São João, recentemente restaurada, em Sirince, perto de Izmir, bem como presidir o serviço litúrgico de Vésperas na antiga Basílica onde aconteceu o Terceiro Concílio Ecumênico de Éfeso em 431, e, finalmente, celebrar uma Liturgia na segunda-feira 09 de maio na Igreja dos Santos Constantino e Helena, em Menemen, ainda na região de Izmir.



Monte Athos, el Jardín de la Madre de Dios


La península del Monte Athos en Grecia se encuentra donde según dice la tradición el Gigante Athos lanzó una gran piedra a Poseidón durante la Batalla de los Dioses.

Esta península que penetra 60 kilómetros en el Mar Egeo y cuya anchura va de los 7 a los 12 kilómetros, alberga 20 monasterios ortodoxos de gran belleza, que forman el estado monástico más antiguo que aún existe; en la actualidad, pese a estar bajo la soberanía griega, sigue siendo autónomo.

Pese a tratarse una península sólo se puede acceder a ella por barco. Por otra parte el número de visitantes es muy reducido y necesitan un permiso especial. Sólo se permite visitar la península a hombres, jamás a mujeres (la Unión Europea ha pedido repetidamente al gobierno griego la retirada de esta “ley” sin éxito). De hecho está prohibida la presencia de hembras de todas las especies animales, excepto de los gatos y las gallinas ponedoras.

Las condiciones para la residencia aún son más restrictivas: sólo se permite residir en la península a cristianos ortodoxos. Esta restricción no se aplica a los visitantes, aunque los ortodoxos tienen prioridad para obtener permiso.

Cuenta la tradición que la Virgen María navegaba con San Juan Evangelista desde Jope a Chipre cuando el barco en que viajaban fue arrastrado al pagano monte Athos, y la Virgen quedó encantada con la belleza del sitio y pidió a Su Hijo que el Monte Athos fuera su jardín. A partir de este momento fue consagrado como el jardín de la Madre de Dios y estaría fuera del alcance de todas las demás mujeres.

SU HISTORIA

Las fuentes históricas son pocas, pero se cree que ya había monjes en el siglo III, conviviendo cristianos y paganos. Pero fue durante el Imperio Bizantino cuando los monasterios florecieron, y en el siglo IX cuando se concedió a los monjes el control de la península de manera que sólo ellos pudieran asentarse en ella.

Finalmente en el siglo X los límites del estado monástico fuero definitivamente delimitados, y su capital fijada en Karyes.

Tras las IV Cruzada (1204) cayó bajo dominio de Señores Católicos, lo cual produjo que los monjes pidieran la protección del Papa Inocencio III ante los atropellos y humillaciones a que fueron sometidos por los latinos.

Más tarde, en el 1307, los almogávares catalanes saquearon numerosos monasterios y aterrorizaron a los monjes durante un par de años.

Tras la caída del Imperio Bizantino los monjes consiguieron mantener buenas relaciones con los sultanes otomanos.

Así, los siglos XV y XVI fueron pacíficos, y bajo la protección de los sultanes otomanos se fundaron nuevos monasterios; pese a esta protección, los ataques y saqueos piratas fueron bastante habituales.

Pero durante el siglo XVII las cosas aún empeoraron más: los monasterios llegaron a una situación de crisis económica ahogados por los impuestos otomanos, las confiscaciones y las grandes sumas de dinero que tuvieron que pagar al sultán para mantener sus privilegios y autonomía. Esta crisis obligó a cerrar varios monasterios y a optar a muchos monjes por la vida semi-eremítica (cada monje vivía de manera casi independiente, se encargaba de su propio sostenimiento y sólo se reunía con otros monjes en la iglesia).

Los zares rusos, en un intento de ampliar su influencia en la zona, ofrecieron grandes donaciones durante este período que ayudaron a mantener los monasterios.

Finalmente, durante el siglo XIX la península se revitalizó gracias al patronazgo del gobierno ruso, y se llegó a 7,000 monjes en 1902. En 1912 la marina griega expulsó a los otomanos y la península pasó a formar parte definitiva de Grecia.

Tras la invasión de Grecia por parte de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, los monjes pidieron a Hitler que pusiera el Monte Athos bajo su protección personal, cosa a la que accedió, de manera que los ocupantes no interfirieron con el Monte Athos.

En la actualidad es parte de Grecia, pero sigue contando con el antiguo privilegio de autogobierno que le viene del antiguo estado monástico.

La población monástica se sitúa en torno a los 1.610, muchos de ellos jóvenes; atrás quedan los años 70, en los que la población llegó al mínimo de 1.145 monjes, muchos de ellos de avanzada edad.

SU VIDA

Los monasterios del Monte Athos se han caracterizado por su oposición al ecumenismo y a la reconciliación con la Iglesia Católica, tanto en la actualidad como ya en los primeros acercamientos entre católicos y ortodoxos en los últimos tiempos del Imperio Bizantino.

Para entrar en el Monte Athos es necesario un diamonitrion (una especie de visado Bizantino datado según el calendario juliano) firmado por cuatro de los secretarios de los monasterios. Recordar que a las mujeres no se les permite, pues los monjes creen que su entrada alteraría la vida de las comunidades.

Athos es una república monástica, un resto del imperio bizantino en el siglo XXI dentro de la Unión Europea. Oficialmente es una región autónoma griega, pero su singularidad tiene más de mil años.

Todavía hoy se rigen por las typiká –cartas constitucionales proclamadas a lo largo de su historia-, algunas de las cuales se remontan al año 971. En una de ellas, hace un milenio, se prohibía el acceso a las mujeres, y la norma se ha cumplido estrictamente desde entonces.

En el año 885, una crisóbula del emperador Basilio I declaraba que era un territorio que pertenecía exclusivamente a los eremitas, por lo que se obligaba a sus habitantes a abandonarlo.

En Athos hay veinte monasterios, que rigen la vida en la Montaña sin deber obediencia a ninguna autoridad eclesiástica. Son instituciones reales, porque fueron fundadas por la autorización de crisóbulas de emperadores bizantinos.

No pueden fundarse más, y si el número de monjes excede su capacidad, pueden acogerse a establecimientos menores, como las skete, kellion, kalyre, kathisma y hesychasterion, que dependen de ellos. Varían en tamaño, desde los que parecen granjas hasta cuevas aisladas en los farallones de roca en las que se cobijan los que evitan incluso el contacto con otros monjes.

El tiempo se mide según el antiguo sistema bizantino, que considera que el día empieza con la puesta de sol, salvo en el monasterio de Iviron, que sigue el modo caldeo y el día comienza al amanecer. La fecha tampoco es la misma, ya que siguen utilizando el calendario juliano.

Los monjes dividen desde entonces su tiempo en partes iguales dedicadas a la oración, el trabajo y el descanso.

Con el diamonitirion bien guardado el peregrino puede emprender el descubrimiento de este mundo especial. Caminar de monasterio en monasterio por senderos centenarios, admirar su arquitectura antigua, perderse por bosques intactos, sentirse pequeño ante la mole de la Montaña. Y ante la historia.

Cualquier monasterio tiene un pasado mucho más largo que el de cualquier Estado moderno. Y todos guardan verdaderos tesoros del arte bizantino, del que son directos herederos. Las paredes de sus iglesias rebosan de frescos e iconos prodigiosos y en sus bibliotecas se guardan manuscritos extraordinarios.

Algunos conservan reliquias únicas, como trozos de Vera Cruz, ropajes que llevaba la Virgen en el momento de la Crucifixión o incluso espinas de la corona del Señor, además de un número incalculable de partes incorruptas de santos.

LA VIRGEN ES LA ABADESA DEL MONTE ATHOS

Existe una devoción muy antigua que cuenta con iconos notables: la de “Santa María Virgen Abadesa del Monte Athos”.

Según la tradición, en el siglo X (antes de la ruptura entre católicos y ortodoxos) el santo monje Atanasio decidió abandonar su monasterio porque allí se pasaba mucha hambre. Muchos ya se habían ido. Por el camino, Atanasio encontró una mujer que le preguntó adónde se dirigía. El monje estaba asombrado: ¿cómo podía estar allí una mujer, si la península les estaba vedada?

La mujer reprochó a Atanasio que intentase irse.

“¿Dónde está tu fe? Regresa, te voy a ayudar”, prometió ella.

 ¿Quién eres tú? -preguntó el monje.

Soy aquella a cuyo nombre dedicas tu monasterio. Soy la Madre de tu Señor. Y desde ahora y para siempre seré la ecónoma y administradora de tu monasterio.

Para confirmar la certeza de sus palabras, ordenó al monje golpear con su báculo una roca a la orilla del camino, y de entre las piedras salió un manantial, y cuando el monje, atónito, volvió a su monasterio, lo encontró con las despensas llenas de trigo.

Desde entonces, en el Monte Athos no hay cargo de ecónomo, sólo su ayudante: se considera que la Ecónoma es la Madre de Dios. Y durante mil años, si un monje ha creído ver una mujer en la península monástica, ha sospechado que se trata de ella.

En los iconos aparece vestida de monje o abad, incluso con báculo, flotando sobre la península montañosa.


Corrección y adaptación propias

jueves, 19 de mayo de 2016

"El icono de la Santísima Trinidad"


San Sergio de Rádonezh (1313-92) no legó tratado alguno de teología, pero su vida toda estuvo consagrada por entero a la Santísima Trinidad. A solo siete años de su muerte, ya uno de sus discípulos, san Nicono, encargaba al famoso Andrés Rublev pintarla en memoria suya.

Puesto manos a la obra, logró transmitir en su celebérrimo icono (1425) el ritmo mismo de la vida trinitaria, su diversidad única y el movimiento de amor que identifica las Personas sin confundirlas. Icono de los iconos, el Concilio de los Cien capítulos lo erige siglo y medio más tarde en modelo pictórico de la Trinidad adorable.

Es su fuente Juan 17,21: «para que todos sean uno». Y el trasfondo, la historia salutis. Y su inspiración, la «teofanía de Mambré» u «hospitalidad de Abraham» (Gn 18,1-10a). «Hospitalidad» en griego da filoxenía, amor al extranjero, antónimo de xenofobia. Leemos en Heb 13,2: «No os olvidéis de la hospitalidad (filoxenía); gracias a ella hospedaron algunos, sin saberlo, a ángeles». Es decir, a Dios. Junto a la encina de Mambré ofreció Abraham, en efecto, una cena de acogida a unos viajeros desconocidos.

Es idea común en Oriente que tanto el que acoge como el acogido participan de una bendición. Abraham y Sara son bendecidos por sus huéspedes, y dicha bendición hará florecer el desierto de su esterilidad. Nada volverá a ser como antes. Algunos Padres de la Iglesia, san Agustín por ejemplo, llegaron a detectar en estos tres personajes una prefiguración trinitaria. Los tres tienen el mismo rostro. Los tres, teología sublime. Los tres, comunión divina y repercusión ecuménica.

El del centro representa a Cristo, cuyo color marrón de la túnica es signo de su humanidad. Una tira, estola dorada, sobre su hombro derecho muestra que es el Mesías rey. Viene de un largo camino de cruz. De ahí que el cuello de la túnica esté ligeramente descolocado. El árbol a sus espaldas no es sino la encina de Mambré convertida en árbol de vida: el del conocimiento del bien y del mal del que comieron Adán y Eva. La liturgia juega con los árboles del Edén y del Calvario: «el que venció en un árbol fuera en un árbol vencido» (Prefacio de la Exaltación de la Santa Cruz).

La mano se apoya sobre la mesa: los dos dedos extendidos muestran que en Él se unen lo humano y lo divino. Cabeza y mirada se dirigen hacia su derecha. Llevados de este movimiento también nosotros somos conducidos al Padre. Que Cristo no solo no nos retiene, sino que nos muestra el rostro del Padre: «Las palabras que os digo, no las digo por mi cuenta; el Padre que permanece en mí es el que realiza las obras» (Jn 14,10). Su mano derecha reproduce el gesto del Padre: la bendición.

El de la izquierda es el Padre. Un manto de color indefinible cubre la túnica azul. Origen sin origen y Dios inefable, está en postura de reposo. Sus manos sostienen el bastón, símbolo de serena autoridad. La casa sobre su cabeza: morada de Dios, de la que Jesús dice: «En la casa de mi Padre hay muchas mansiones..., voy a prepararos un lugar» (Jn 14,2). «Si alguno me ama, guardará mi Palabra; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él» (Jn 14,23). El poder de su amor se refleja en la mirada del ángel del centro: «Nadie va al Padre sino por mí» (Jn 14,6).

Las líneas del lado derecho del ángel central se amplifican conforme se acercan al de la izquierda. En el lenguaje simbólico de líneas las curvas convexas designan siempre la palabra, el despliegue, la revelación. Las cóncavas, por contra, denotan obediencia, abnegación, receptividad. El Padre está vuelto hacia el Hijo. Le habla. El movimiento que recorre su ser es el éxtasis. Se expresa enteramente en el Hijo: «Todo lo que tiene el Padre es mío» (Jn 16,15).

El ángel de la derecha representa al Espíritu Santo. Sobre la túnica azul, signo de su divinidad, lleva un manto verde yerba que simboliza su poder para renovar la vida sobre la tierra. Detrás, una montaña, lugar del encuentro con Dios: Moisés, en el Sinaí. Elías, en el Horeb. Jesús en el Tabor. Su mano toca la mesa, y comunica a la Tierra la divina santidad. Parece buscar apoyo en la mesa como para levantarse. Está como inclinado en medio del Padre y del Hijo: es el Espíritu de la comunión. El movimiento parte de él.

El Padre inclina su cabeza hacia el Hijo. La posición vertical del Hijo traduce toda su atención, su rostro está como cubierto por la sombra de la cruz; pensativo, manifiesta su acuerdo con el mismo gesto de la bendición. Si la mirada infinita del Padre contempla el único camino de salvación, la elevación apenas perceptible de la mirada del Hijo traduce su consentimiento. El Espíritu Santo se inclina hacia el Padre; está sumergido en la contemplación del misterio, su brazo tendido hacia el mundo muestra el movimiento descendente, Pentecostés.

De las dos copas, una es visible sobre la mesa. La otra, visualizada siguiendo los perfiles de los personajes que representan al Padre y al Espíritu. Ambas, signo del cáliz eucarístico. La rodean los tres y está ubicada en el corazón de otra más grande que dibujan los dos ángeles laterales. El tema de la conversación no puede ser sino la copa eucarística. En ella está el cordero que Abraham ofreció a los ángeles. Es el Cordero de Dios. A través del amor de Cristo, que se nos ofrece en la Eucaristía, se realiza la nueva creación, tiempo de salvación y apertura a la eternidad de Dios.

Compartir la copa eucarística es adentrarse en el misterio del amor que mana de Cristo, el salvador que viene de un largo camino de muerte, simbolizado por el cuello descolocado de su túnica, pero también de resurrección y de gloria reflejas en la estola dorada que luce. La invitación de Dios en la Eucaristía es un exhorto a hacernos hijos en el Hijo: no sólo compartimos la copa, sino que nos hacemos parte de ella, el sacrificio y el triunfo de Cristo son también nuestro sacrificio y nuestro triunfo.

Las miradas denotan la relación interna de las tres divinas personas. Las manos, su participación en la historia salutis. Hay cruce de miradas entre el Padre y el Hijo en cuyo centro se introduce la del Espíritu Santo: es la vida interna de la Trinidad de Dios, incesante generación de amor entre el Padre y el Hijo e infinita presencia de amor en el Espíritu. Divino amor que, lejos de estar destinado a permanecer encerrado en Dios, se derrama en el mundo. La mesa en el centro es el altar. El mundo entero se convierte así en el ara y relicario de celebración cuando compartimos. La Santísima Trinidad es misteriosa comunión. Pero este círculo, si bien se nota en la tercera foto, no está cerrado. Se abre para incluir un cuarto personaje. ¡Ese personaje eres tú, soy yo, somos los redimidos, invitados todos al banquete de la boda mística!

Al practicar la acogida, Dios mismo nos acoge en la comunión del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Dios, que está a punto de levantarse y salir a nuestro encuentro. Ahora se dirige a nuestra vida para colmarla de divinidad. Si al contemplar el Misterio nos adentrábamos en su Vida, es ahora Dios mismo quien quiere posesionarse de la nuestra. Podríamos concluir la escena, bajar el telón y marcharnos, señal en dicho supuesto de habernos sentado a la mesa como convidados de piedra. También cabe, sin embargo, la posibilidad de abrir nuestra historia -¡ojalá!- y dejar que el Unitrino se llegue a ella, la envuelva y plenifique en sus pliegues más íntimos hasta reposarse y regalarnos con su infinita misericordia.

Los colores iconográficos poseen su propio lenguaje. En Rublev alcanzan una riqueza inigualable. El púrpura oscuro (amor divino) y el denso azul (verdad celeste) con el oro rutilante de las alas (abundancia divina) forman armonía perfecta que se perpetúa y se vuelve a encontrar en una tonalidad dulcificada como una revelación con los matices rosa pálido y lila claro a la izquierda, azul más suave y verde plateado a la derecha. El llamado «azul de Rublev» traduce el color del cielo de la Trinidad y del Paraíso.

En clave de «economía divina», los tres forman «el consejo eterno» y el paisaje entonces cambia de significado: la tienda de Abraham se convierte en palacio-templo; la encina de Mambré, en árbol de la vida. El ternero ofrecido como alimento hace sitio a la copa eucarística. Los tres muestran cuerpos muy alargados, de alada contextura que lleva a lo inmaterial. Conversan entre sí, quizás sobre el texto de Juan: «Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único» (Jn 3,16).

Detrás del Padre se alza un edificio que simboliza la casa de Dios. Aparecen los ángeles con la cabeza ligeramente inclinada, serenos ellos y concordes: suaves, aplacientes. Cuesta diferenciarlos, pues tienen el mismo rostro, como si nos invitaran a meditar sobre el misterio trinitario. No faltan especialistas para quienes el personaje del centro no sería Cristo sino el Padre. Sea quien fuere, el propio Rublev, en todo caso, nunca quiso identificarlos: su voluntad era, más bien, que el alma, lejos de pararse sobre ninguno en concreto, se adentrase a la vez en los tres dejándose abismar en la Trinidad Santísima: Icono de los iconos en alabanza al Misterio de los misterios.

Icono, en resumen, de gran belleza y armonía, modélico para la iconografía bizantina rusa de las épocas posteriores a san Sergio de Rádonezh y hasta san Serafín de Sarov, el san Francisco de Asís ortodoxo del siglo XIX. Sublime compendio pictórico de teología oriental, a menudo tan diversa ella de la occidental en sus manifestaciones iconográficas, aunque siempre idéntica en la realidad misma de los misterios.

Pedro Langa