lunes, 16 de octubre de 2017

Cristianos Socialistas PSOE invita a la comunidad cristiana ortodoxa a su Convención Federal 2017


La Convención es una convocatoria anual de Cristianos Socialistas PSOE abierta a la participación y reflexión de todos y todas, donde invitamos a implicarse libremente a personas y entidades que consideren interesante el contenido propuesto para el diálogo.

Pretendemos que sea un espacio anual de diálogo entre cristianos y socialistas de toda España, un espacio de encuentro entre quienes formamos parte del proyecto de Cristianos Socialistas PSOE y aquellos que quieren conocernos y reflexionar juntos.

El contenido previsto para la CONVENCIÓN 2017 DE CRISTIANOS SOCIALISTAS PSOE que celebraremos el próximo sábado 4 de noviembre en el Colegio Mayor Chaminade de Madrid es:
"ECOPOLÍTICA Y ESPIRITUALIDAD: LA NUEVA CIUDADANÍA DEL SIGLO XXI"

Os adjuntamos la presentación de la Convención, su programa y el cartel de la misma para que la difundáis en la medida de vuestras posibilidades.

Para inscribiros tenéis que remitirnos antes del 30 de octubre un correo electrónico dirigido a cristianos@psoe.es indicando vuestro nombre y apellidos, email y provincia de procedencia.

La inscripción es libre.

Un Saludo,
Juan Carlos González Sanz
Coordinador Federal de Cristianos Socialistas PSOE.

Presentación

La crisis ecológica ha dejado de ser, si así fue percibida alguna vez, la preocupación romántica de unas minorías medio-ambientalistas. Como el feminismo, la ecología- política se ha convertido en un potente vector de transformación social, cultural, económica y política.

Contra el negacionismo de algunos, la gravedad del calentamiento global mueve voluntades en todo el planeta en favor de un desarrollo sostenible. La crisis ecológica nos ha hecho conscientes de que es sencillamente inviable un modelo de crecimiento a costa del medio ambiente, basado en la explotación hasta el agotamiento de recursos limitados, en la destrucción miope de los equilibrios que hacen posible la vida, en la inequidad de responsabilidades y damnificados entre países desarrollados y países pobres y en la insolidaridad con las generaciones que vendrán.

Del mismo modo que no cabe un planteo verde al margen de la cuestión social, ya no se puede hablar de justicia social, ni de igualdad, ni tampoco de socialismo al margen de la cuestión ecológica. El desarrollo sostenible es el gran horizonte de cambio de la convivencia social, del sistema económico y de las relaciones internacionales. En negativo, su ausencia será causa de conflicto, violencias y muerte.

La política debe liderar, lo está haciendo desde la Unión Europea. Ha de recabar esfuerzos de los pocos, globalizar objetivos para todos y sobre todo conjuntar la acción de empresas, agentes educativos, centros de investigación, ciudadanos, Ong ́s,.... Pero sola poco puede hacer. Todos estamos llamados a participar en este compromiso. Somos todos y todas, en un nuevo desafío ciudadano que lo alcanza todo, los que estamos llamados a hacer sostenibles la edificación, nuestras viviendas, la movilidad y el transporte, la producción y el consumo de energía, todos los procesos de producción, de transformación, de distribución y de consumo.

Pero no sólo se trata de hacer sostenible nuestra vida económico-social, sino de ser sostenible, de llevar un modo de vida sostenible. Este es el quicio de enganche entre eco-política y espiritualidad. No es posible un mundo sostenible sin el compromiso personal, sin un cambio personal de miles de millones de personas en el modo de vivir. Las tradiciones espirituales pueden ejercer una función crítica respecto de modos de vida basados en la idolatría de un consumismo exacerbado e insolidario, así como una función de estímulo, de cambio interior hacia modelos de vida basados en la austeridad, la simplicidad, la integridad personal y colectiva, el cuidado y la comunión con la vida natural y humana en todas sus formas.

Como siempre, sobre la educación descansa un esfuerzo gigantesco. La educación ha de impulsar el respeto por la naturaleza y los otros; la conciencia sobre los problemas medio ambientales; el necesario cambio de hábitos de vida y de consumo; la formación de los perfiles profesionales que necesita la economía verde y circular, baja en emisiones de carbono.

Las ciudades y la política municipal están llamadas a convertirse en las grandes protagonistas del desafío ecológico. Son las más urgidas, por cuanto son el ecosistema a la vez más responsable y más frágil de la crisis ecológica, por cuanto la salud humana se ve gravemente amenazada.

Quienes formamos el Grupo Federal de Cristianos Socialistas PSOE nos planteamos contribuir a las repuestas de estas preguntas, no sólo con el desarrollo de la convención que proponemos celebrar como un espacio de diálogo, reflexión y encuentro, sería demasiado ingenuo, nuestro objetivo es colaborar a que la acción política encuentre la vía posible para incorporar en sus actuaciones y de forma cotidiana el cuidado de la Creación.

Avance del Programa

“ECOPOLÍTICA Y ESPIRITUALIDAD: LA NUEVA CIUDADANÍA DEL SIGLO XXI”

Lugar: Colegio Mayor Chaminade en Madrid Calle de Juan XXIII, No 9

9:00h Recepción e inscripciones.

10:00h INAUGURACIÓN: Juan Carlos González (Coordinador Federal de Cristianos Socialistas PSOE), José Manuel Rodríguez Uribes (Secretario Ejecutivo de Laicidad C.EF. PSOE).

10:30h Mesa Redonda: Feminismo, eco-socialismo: actualidad, resistencias y contenidos. Modera y presenta: María Ángeles Sanz (Comisión Federal Cristianos Socialistas PSOE). Intervienen: Alicia Miyares (Doctora en Filosofía, escritora), Imanol Zubero (Doctor en Sociología, profesor).

11:30h Diálogo

12:00h Descanso. Café.

12:15h Mesa Redonda: Laudato Si: valoración, diálogo y reflexión. Modera y presenta: Carlos García Andoin
(Comisión Federal Cristianos Socialistas PSOE). Intervienen: Cristina Álvarez (Abogada, ecologista), Pedro José Gómez
(Profesor de Economía Aplicada de la UCM).

13:15h Diálogo.

14:00h Comida

15:30h Mesa redonda: Educación y ciudades sostenibles. Modera y presenta : Laura Negrillo (Comisión Federal Cristianos Socialistas PSOE). Intervienen: Juan Espadas (Alcalde de Sevilla), Rafael Díaz Salazar (Doctor en Sociología por la UCM , profesor).

16:30h Diálogo.

17:00h CLAUSURA.

Domingo del VII Concilio Ecuménico. Lecturas de la Divina Liturgia



Tit 3,8-15: Hijo mío Tito, Cierta es la palabra y quiero que en esto te mantengas firme, para que los que creen en Dios traten de sobresalir en la práctica de las buenas obras. Esto es bueno y provechoso para los hombres. Evita discusiones necias, genealogías, contiendas y disputas sobre la Ley, porque son inútiles y vanas. Al sectario, después de una y otra amonestación, rehúyele; ya sabes que ése está pervertido y peca, condenado por su propia sentencia. Cuando te envíe a Artemas o a Tíquico, date prisa en venir donde mí a Nicópolis, porque he pensado pasar allí el invierno. Cuida de proveer de todo lo necesario para el viaje a Zenas, el perito en la Ley, y a Apolo, de modo que nada les falte. Que aprendan también los nuestros a sobresalir en la práctica de las buenas obras, atendiendo a las necesidades urgentes, para que no sean unos inútiles. Te saludan todos los que están conmigo. Saluda a los que nos aman en la fe. La gracia sea con todos vosotros.

Lc 8,5-15: Dijo el Señor esta parábola: «Salió un sembrador a sembrar su simiente; y al sembrar, una parte cayó a lo largo del camino, fue pisada, y las aves del cielo se la comieron; otra cayó sobre piedra, y después de brotar, se secó, por no tener humedad; otra cayó en medio de abrojos, y creciendo con ella los abrojos, la ahogaron. Y otra cayó en tierra buena, y creciendo dio fruto centuplicado.» Dicho esto, exclamó: «El que tenga oídos para oír, que oiga.» Le preguntaban sus discípulos qué significaba esta parábola, y él dijo: «A vosotros se os ha dado el conocer los misterios del Reino de Dios; a los demás sólo en parábolas, para que viendo, no vean y, oyendo, no entiendan. «La parábola quiere decir esto: La simiente es la Palabra de Dios. Los de a lo largo del camino, son los que han oído; después viene el diablo y se lleva de su corazón la Palabra, no sea que crean y se salven. Los de sobre piedra son los que, al oír la Palabra, la reciben con alegría; pero éstos no tienen raíz; creen por algún tiempo, pero a la hora de la prueba desisten. Lo que cayó entre los abrojos, son los que han oído, pero a lo largo de su caminar son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y no llegan a madurez. Lo que en buena tierra, son los que, después de haber oído, conservan la Palabra con corazón bueno y recto, y dan fruto con perseverancia.

domingo, 15 de octubre de 2017

¡Por muchos años, Señor!


En este día de su cumpleaños, deseamos felicitar a Su Eminencia Policarpo, Arzobispo Metropolitano de España y Portugal y Exarca del Mar Mediterráneo, y le pedimos a Dios que siga concediéndole un ministerio lleno de frutos espirituales digno de su nombre (poly-karpos).

¡Por muchos años, Señor!

viernes, 13 de octubre de 2017

Participación de S.E. Policarpo en la recepción por la Fiesta Nacional de España

13/10 - Santos Fausto, Jenaro y Marcial, Mártires


El 13 de octubre son mencionados en el Martirologio: “En Córdoba, de al-Andalus, el suplicio de los santos mártires Fausto, Jenaro y Marcial, los cuales, atormentados primero en el ecúleo, raídas las cejas y arrancados los dientes, cortadas las orejas y la nariz, en el suplicio del fuego consumaron por fin el martirio”.

Estos datos que cita el Martirologio están tomados de las antiguas Actas que Riunhart da por aceptables, y desde luego, si las comparamos con otras, los datos que aportan les dan una gran verosimilitud, además porque presentan la relación entre los mártires y el gobernador, no como un interrogatorio “dulzón”, sino de manera áspera y muy poco cortés. Según estas Actas, fueron los propios mártires los que se presentaron ante el presidente Eugenio y, estando en Córdoba, bien parece que pudiera ser cierto, porque ya hemos hablado en alguna que otra ocasión de las actitudes de los mártires mozárabes del siglo IX. No se sabe el año exacto del martirio, pero sí que fue en tiempos de Diocleciano, y por supuesto no existe ningún dato que nos haga sospechar que fueron soldados romanos hijos del centurión San Marcelo.

Prudencio, en su “Peristephanon”, no menciona por sus nombres a estos mártires, pero parece ser cierto que las famosas “tres coronas” de las que habla se refieren a ellos: 
“Afra Cartago tua promet ossa,
 Ore facundo, Cypriane doctor;
 Corduba Acisclum dabit, et Zoellum, tresque coronas”
. Prudencio en este himno está diciendo que “Cartago tiene los huesos de San Cipriano y que Córdoba, tiene los de Acisclo, Zoilo y los de las tres coronas”. Como podemos comprobar, su culto es antiquísimo (finales del siglo IV-principios del siglo V).

En muchos martirologios sus nombres e incluso el número de ellos se copiaron de manera incorrecta, pero existe una inscripción del siglo VI bajo el nombre de “dominorum trium”, por lo que los hagiógrafos dan por cierto que fueron tres y que estos son sus verdaderos nombres. San Eulogio hace también mención de ellos en sus escritos diciendo que en Córdoba existía una basílica a ellos intitulada.

Sus reliquias se encuentran actualmente en la preciosa urna de plata que guarda los restos de los mártires de Córdoba y que se conserva en la parroquia cordobesa de San Pedro.


Fuente: www.preguntasantoral.com

jueves, 12 de octubre de 2017

Αντιπροσωπεία του Οργανισμού ''AGAPE'' στον Οικουμενικό Πατριάρχη


Αντιπροσωπεία στελεχών του Διεθνούς Ανθρωπιστικού Οργανισμού “AGAPE” δέχθηκε χθες, Τρίτη, σε ακρόαση ο Οικουμενικός Πατριάρχης Βαρθολομαίος.

Την Αντιπροσωπεία παρουσίασε στον Οικουμενικό Πατριάρχη ο Μητροπολίτης Ισπανίας και Πορτογαλίας Πολύκαρπος.

Εκ μέρους της Αντιπροσωπείας μίλησαν ο Ισπανικής καταγωγής κ.Javier Garcia, Γεν. Διευθυντής του Ανθρωπιστικού Οργανισμού “AGAPE EUROPE”, και ο κ.Εμμανουήλ Τουφεξής, Διευθυντής του ελληνικού παραρτήματός του, “AGAPE HELLAS”.

Τα δύο υψηλόβαθμα στελέχη του Διεθνούς Οργανισμού, που εκπροσωπείται σε περισσότερες από 200 χώρες, εξέφρασαν τον σεβασμό τους προς το Οικουμενικό Πατριαρχείο και παρουσίασαν τους τομείς στους οποίους δραστηριοποιούνται.

Στην Αντιπροσωπεία συμμετείχαν επίσης οι κκ Erick Schenkel, Steve Volker, Ernie Mansi, Curt Hensley και Scott Stober καθώς και οι κυρίες Αντιγόνη Παιονίδου και Νεκταρία Καρατσόρη.

Ο Οικουμενικός Πατριάρχης τους ευχαρίστησε για το ενδιαφέρον του Διεθνούς Ανθρωπιστικού Οργανισμού για τη διακονία του Οικουμενικού Πατριαρχείου και αναφέρθηκε σε κάποιες από τις πρωτοβουλίες του όπως είναι αυτές που σχετίζονται με την προστασία του φυσικού περιβάλλοντος και της Δημιουργίας του Θεού, καθώς και με τον διαχριστιανικό διάλογο.


Φωτογραφίες: Nίκος Μαγγίνας | Οικουμενικό Πατριαρχείο
Πηγή: www.romfea.gr

12/10 - La Madre de Dios del Pilar


La tradición, tal como ha surgido de unos documentos del siglo XII que se conservan en la catedral de Zaragoza, se remonta a la época inmediatamente posterior a la Ascensión de Jesucristo, cuando los Apóstoles, fortalecidos con el Espíritu Santo, predicaban el Evangelio. Se dice que, por entonces (año 40 después de Cristo), el Apóstol Santiago el Mayor, hermano de San Juan e hijo de Zebedeo, predicaba en España. Aquellas tierras no habían recibido el evangelio, por lo que se encontraban atadas al paganismo.

Los documentos dicen textualmente que Santiago, "pasando por Asturias, llegó con sus nuevos discípulos a través de Galicia y de Castilla, hasta Aragón, el territorio que se llamaba Celtiberia, donde está situada la ciudad de Zaragoza, en las riberas del Ebro. Allí predicó Santiago muchos días y, entre los muchos convertidos eligió como acompañantes a ocho hombres, con los cuales trataba de día del reino de Dios, y por la noche, recorría las riberas para tomar algún descanso".

En la noche del 2 de enero del año 40, Santiago se encontraba con sus discípulos junto al río Ebro cuando "oyó voces de ángeles que cantaban y vio aparecer a la Madre de Dios, de pie sobre un pilar de mármol". La Santísima Virgen, que aún vivía, le prometió al Apóstol que el pilar "permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio".

Muchos historiadores e investigadores defienden esta tradición y aducen que hay una serie de monumentos y testimonios que demuestran la existencia de una iglesia dedicada a la Virgen de Zaragoza ya en el siglo IV. El más antiguo de estos testimonios es el famoso sarcófago de Santa Engracia, que se conserva en Zaragoza desde el siglo IV, cuando la santa fue martirizada. El sarcófago representa, en un bajo relieve, el descenso de la Virgen de los cielos para aparecerse al Apóstol Santiago.

Asimismo, hacia el año 835, un monje de San Germán de París, llamado Almoino, redactó unos escritos en los que habla de la Iglesia de la Virgen María de Zaragoza, "donde había servido en el siglo III el gran mártir San Vicente", cuyos restos fueron depositados por el obispo de Zaragoza, en la iglesia de la Virgen María. También está atestiguado que antes de la ocupación musulmana de Zaragoza (714) había allí un templo dedicado a la Virgen.

Todo esto nos habla de una tradición de la Iglesia española indivisa que tendríamos que tener en cuenta todos los cristianos que somos españoles o vivimos en España ya que este nombre del Pilar podría ser el título más antiguo de la Madre de Dios en estas tierras y que quizás esté relacionado con el antiguo icono de la Madre de Dios de Hispania presente en el calendario general de la Iglesia Ortodoxa.

Cierta o no cierta, no es mi intención ponerla en duda en estos momentos, al contrario, como cristiano ortodoxo español tomo esta venerable tradición de la Iglesia Hispana en la cual queda presente la protección de la Madre de Dios sobre la Iglesia. Ella es el Pilar firme que la sostiene como frecuentemente aparece en muchos textos de la liturgia y de los Padres. La Madre de Dios es “la columna que guiaba y sostenía día y noche al pueblo en el desierto” (cf Sabiduría 18, 3; Éxodo 13, 21-22). A la salida de la esclavitud de Egipto, en la travesía del desierto, Dios no abandonó a los suyos. El Señor caminaba “delante de ellos”, guiándolos y alumbrándolos, con una columna de nube y de fuego. La Virgen, en el pueblo peregrino que es la Iglesia, es signo permanente de la presencia y de la compañía de Dios. Ella es la que nos anima, como al apóstol Santiago, en el trabajo de dar testimonio con nuestras vidas de nuestra fe en una sociedad si no pagana como aquella, si totalmente indiferente ante el mensaje del Evangelio.

Hoy día de la madre de Dios del Pilar, fiesta nacional, pidámosle a ella que nos guarde y proteja siempre que ilumine a nuestros gobernantes (que bien necesitados están) y guarde y proteja a todos los españoles, ortodoxos o no y a todos los que residen en esta hermosa tierra que fue iluminada por los Santos Apóstoles Santiago y Pablo.

Tropario (Tono I)

Oh Virgen, te has aparecido al apóstol Santiago,
cuando predicaba al salvador en Hispania
y en un Pilar de Jaspe
fue puesta tu imagen milagrosa
derramando curaciones sobre tu pueblo
que te alaba diciendo, oh Madre de Dios:
¡Gloria a tu grandeza, oh Pura!
¡Gloria a tu aparición milagrosa!
¡Gloria a su providencia para con nosotros, oh Reina de los Ángeles!

Contaquio (Tono III)

Hoy la Virgen
se aparece al bendito apóstol Santiago,
consagrando como su jardín,
la bendita tierra de Hispania.
Los ángeles llevan con temblor su Imagen Santa
Cantando un himno celestial en su honor:
¡Regocíjate, oh Madre de Dios del Pilar!


Fuente: Parroquia de los Santos Andrés y Nicolás (Iglesia Ortodoxa Española - Patriarcado de Serbia)

sábado, 7 de octubre de 2017

III Domingo de Lucas. Evangelio de la Divina Liturgia



Lc 7,11-16: En aquel tiempo, sucedió que Jesús se fue a una ciudad llamada Naím, e iban con él sus discípulos y una gran muchedumbre. Cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda, a la que acompañaba mucha gente de la ciudad. Al verla el Señor, tuvo compasión de ella, y le dijo: «No llores.» Y, acercándose, tocó el féretro. Los que lo llevaban se pararon, y él dijo: «Joven, a ti te digo: Levántate.» El muerto se incorporó y se puso a hablar, y él se lo dio a su madre. El temor se apoderó de todos, y glorificaban a Dios, diciendo: «Un gran profeta se ha levantado entre nosotros», y «Dios ha visitado a su pueblo».

lunes, 2 de octubre de 2017

Memoria de actividades de S.E. Policarpo en el mes de septiembre de 2017


01/09: Copresidió, junto con otros Jerarcas del Trono Ecuménico, en la Iglesia Patriarcal de San Jorge a Fanar, la celebración del Oficio de Maitines y de la Divina Liturgia, presididos desde el Trono Ecuménico (jorostasía) por Su Santidad el Patriarca Ecuménico Bartolomé I, con ocasión de la Fiesta de la Indicción, es decir, del inicio del nuevo año eclesiástico, y de la SSma. Virgen Bienaventurada, cuyo icono milagroso se conserva en la Iglesia Patriarcal. Al término de la Liturgia fue celebrado el Oficio Sagrado de Consagración del Nuevo Año Eclesiástico y firmada por Su Santidad y todos los Jerarcas presentes la correspondiente Acta Patriarcal y Sinodal. Seguidamente almorzó en la Mesa Patriarcal. Por la tarde participó en la inauguración por parte de Su Santidad del Congreso dedicado a la gran figura del Arzobispo de América Miguel (1949-1959), organizado en la Facultad Teológica del Patriarcado Ecuménico, en el Monasterio Patriarcal y Estauropégico de la SSma. Trinidad en la Isla de Halki (Estanbul), seguida por la cena en el refectorio monástico, ofrecida por su Abad, el Metropolita de Prusa Elpidóforo.

02/09: Estuvo representado por el Rvdmo. Archimandrita del Trono Ecuménico Demetrio, Vicario General, en la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, dedicada este año especialmente a la custodia del Agua, organizada por la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal y el Arzobispado Católico Romano de Madrid y presidida por el Emmo. Cardenal-Arzobispo de Madrid. Por la tarde regresó a Madrid desde Constantinopla y asistió directamente a la celebración en la Catedral de las Vísperas del Domingo.

03/09: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo XIII de Mateo. Al término de la Liturgia presidió un Oficio especial de Consagración del Nuevo Año Eclesiástico, que, según el calendario ortodoxo litúrgico, se inicia el 1 de Septiembre. Seguidamente asistió en la Catedral a la celebración, a las 13:00 horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid.

07/09: Presidió en la Catedral la celebración de las Grandes Vísperas Solemnes de la Natividad de la Virgen Santísima.

08/09: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical por la gran Fiesta litúrgica de la Natividad de la SSma. Madre de Dios.

09/09: Asistió en la Catedral a la celebración de las Vísperas del Domingo.

10/09: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo antes de la Exaltación de la S. Cruz. Seguidamente asistió en la Catedral a la celebración, a las 13:00 horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia
Ortodoxa Ucraniana de Madrid, al término de la cual presidió un Oficio especial de Bendición del nuevo año escolar 2017-2018 para nuestros alumnos ucranianos madrileños.

13/09: Asistió en la Catedral a la celebración de las Grandes Vísperas Solemnes de la Exaltación de la S. Cruz.

14/09: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical por la gran Fiesta litúrgica de la Exaltación Universal de la SSma. Cruz, al término de la cual presidió el Oficio Sagrado de Exaltación de la Cruz.

16/09: Asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia por la Fiesta de la Santa Gran Mártir Eufemia, copatrona de nuestra Sacra Metrópolis. Seguidamente celebró en la Catedral el Sacramento del Santo Bautizo de Danai Ruiz-Koutsoú. Por la tarde asistió en la Catedral a la celebración de las Vísperas del Domingo.

17/09: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo después de la Exaltación de la Santa Cruz. Al término de la Liturgia presidió el Oficio Sagrado de Exaltación de la S. Cruz con ocasión de la reciente Fiesta homónima (14/09). Seguidamente asistió en la Catedral a la celebración, a las 13:00 horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid, al término de la cual presidió un Oficio especial para orar por el fin de la sequía que padecemos.

21/09: Asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia por la Fiesta de la Natividad de la SSma. Madre de Dios según el calendario juliano.

22/09: Junto con los clérigos de la Catedral celebró el Sacramento del Óleo Santo del corriente mes de Septiembre.

23/09: Asistió en la Catedral a la celebración de las Vísperas del Domingo.

24/09: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo I de Lucas. Seguidamente asistió en la Catedral a la celebración, a las 13:00 horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana, al término de la cual presidió un Oficio especial de Súplica a la SSma. Madre de Dios con ocasión de la reciente Fiesta de su Natividad según el calendario juliano (21/09).

26/09: Acompañado por el Rvdmo. Arcipreste Kostyantín Trachuk, nuestro párroco ortodoxo ucraniano de Madrid, participó en la recepción ofrecida en el Hotel Intercontinental por el Excmo. Sr. Embajador de Ucrania en España y Andorra con ocasión de la Fiesta Nacional de ese país.

27/09: Asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia por la Fiesta de la Exaltación de la S. Cruz según el calendario juliano, al término de la cual presidió el Oficio Sagrado de Exaltación de la Santa Cruz.

29/09: Por la mañana recibió en su despacho al Rvdmo. Arcipreste Iván Tarnavskyy, nuestro párroco ortodoxo ucraniano de Galapagar (Madrid), mientras que por la tarde viajó a Zaragoza, donde se reunió con el Rvdmo. Arcipreste Osios y el Sub-diácono Alejandro-Emilio, con los cuales cenó posteriormente.

30/09: Celebró en el Templo de nuestra Parroquia Ortodoxa Hispanófona de Tradición Rusa de los SS. Jorge Gran Mártir y Alejandro Nevsky en Zaragoza la Divina Liturgia Pontifical con ocasión de la Fiesta de las Santa Mártires Sofía y sus hijas Fe, Esperanza y Caridad, y también de la reciente Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz (27/09), ambas según el calendario juliano. Al término de la Liturgia presidió el Oficio Sagrado de Exaltación de la S. Cruz. Seguidamente participó en el almuerzo festivo comunitario. Por la tarde asistió en la Catedral a la celebración de las Vísperas del Domingo.

Visita pastoral de S.E. Policarpo a Zaragoza (Aragón)

domingo, 1 de octubre de 2017

01/10 - Santos Veríssimo, Máxima e Júlia, Mártires de Lisboa (Portugal)


Testemunho de uma cristandade de que pouco se conhece, o culto dos mártires Veríssimo, Máxima e Júlia surge envolto em nebulosa, que apenas permite com rigor atentar na perenidade de uma memória cultivada em Lisboa, muito embora se estenda por outras zonas, como Coimbra, Braga e Porto. Na Diocese do Porto, têm S. Veríssimo como padroeiro as paróquias de Paranhos, Valbom, Nevolgilde, Lagares (Felgueiras) e São Veríssimo, de Amarante.

Uma das referências mais antigas referentes aos mártires de Lisboa surge no Martyrologium de Usuardo que, em 858, percorre diversas cidades hispânicas em busca de relíquias. Os testemunhos litúrgicos multiplicam-se ao longo dos séculos X e XI, sendo convergentes, ao consignarem o dia 1 de Outubro para memória dos três irmãos. O Padre Miguel de Oliveira sustenta a opinião de que "os santos mártires de Lisboa já estavam inscritos nos calendários uns 200 anos depois do seu martírio". Devoção guardada no seio da comunidade moçárabe, o seu eco chega a Osberno, que, na relação da conquista de Lisboa, nos dá conta das ruínas do santuário que lhes estava devotado.

O percurso da vida destes mártires, impossível de averiguar com rigor, aparece descrito num códice quatrocentista da Biblioteca Pública de Évora, (cód. CV/1-23d). Segundo a Tradição, os irmãos lisboneses, Veríssimo, Máxima e Júlia, durante a perseguição de Dioclesiano (imperador romano de 284 a 305 d. C.), apresentaram-se espontaneamente ao executor dos éditos imperiais, confessando a fé cristã. Tentou ele dissuadi-los, com promessas e ameaças e, como nada conseguisse, mandou-os prender. Vitoriosos da prova do cárcere, aplicou-lhes o juiz vários tormentos: açoites, ecúleo, unhas de ferro, lâminas em brasa. Como ainda resistissem, mandou arrastá-los pelas ruas da cidade e, por fim, degolar. Assim alcançaram a palma do martírio a 1 de Outubro de 303 ou 304.

Não contente com o que lhes fizera em vida, perseguiu-os o juiz depois de mortos, ordenando que os cadáveres ficassem insepultos, para servirem de pasto aos cães e às aves. Como as feras os respeitassem, mandou então que os lançassem ao mar com pesadas pedras. Ainda os barqueiros não tinham regressado à praia e já os santos despojos lá se encontravam. Recolheram-nos piedosamente os cristãos e sepultaram-nos no lugar onde depois se erigiu uma Igreja que ainda por memória se chama "dos santos" (paroquial de Santo-o Velho, em Lisboa).

Em 1529, a comendadeira D. Ana de Mendonça, mandou colocar as relíquias em cofre de prata, ao lado direito do altar mor, com o epitáfio seguinte: "Sepultura dos santtos martyres S. Verissimo, Santa Maxima & Iulia, filhos de hum senador de Roma, vindos a esta cidade a receber martyrio, por reuelação do Anjo. Iazem nesta sepultura os seos santos corpos, os quaes há 1350 annos que padecerão & forão trasladados a esta casa onde jazem".

Quanto à naturalidade, nada se costuma afirmar com certeza. Só em época muito recente os hagiólogos os fizeram filhos de um senador romano e os imaginaram em Roma, em colóquio com um anjo que os mandou a Lisboa para confessarem a fé. Esta tradição reflectiu-se na iconografia: os três mártires são apresentados em traje e hábito de romeiros, com bordões compridos nas mãos, como pode ver-se num belo conjunto de três imagens, do séc. XVII, expostas ao culto na Igreja do extinto Mosteiro de Santos-o-Novo, em Lisboa, que guarda parte das relíquias dos mártires.


Oficios del mes de octubre de 2017 en la Catedral de Madrid



DOMINGO 01/10
II DE LUCAS; SS. Cipriano y Justina mártires
Maitines ……………...…..……....…………….………. 09:30
Liturgia …………..………..…………….………………10:45                          

SÁBADO 07/10
Vísperas del Domingo ……………..……………..…….. 18:30

DOMINGO 08/10
III DE LUCAS; S. Pelagia virgen y mártir
Maitines …………….……............................................. 09:30
Liturgia .……...….….….………………...…................. 10:45

JUEVES  12/10
SSma. VIRGEN DEL PILAR, PATRONA DE ESPAÑA
Liturgia …...…......…………………………………….. 10:15
Doxología por la Fiesta Nacional Española ………...… 11:30

VIERNES 13/10
Súplica a la SSma. Madre de Dios “Pronta Escucha” .... 19:00                                    

SÁBADO 14/10
PROTECCIÓN DE LA SANTÍSIMA MADRE DE DIOS; SANTA PARASCEVE DE IAȘI TAUMATURGA
Liturgia …...……………...………………………….… 10:15
Vísperas del Domingo …......………………………….. 18:30 

DOMINGO 15/10
SS. PADRES DEL VII CONCILIO ECUMÉNICO
Maitines ……......………………………………….….. 09:30
Liturgia ….……….…………………………………… 10:45

VIERNES 20/10
Sacramento del Óleo Santo ………..………...........… 19:00

SÁBADO 21/10
Vísperas del Domingo …….………………..…………. 18:30

DOMINGO 22/10
VI DE LUCAS; S. Abercio hierom.; SS. 7 Niños de Éfeso
Maitines ….…………………………………………… 09:30
Liturgia …………….…………………………………. 10:45

MIÉRCOLES 25/10
Vísperas por la Fiesta de S. Demetrio ………...……… 19:00

JUEVES 26/10
SAN DEMETRIO GRAN MÁRTIR TAUMATURGO
Maitines …….....……………………...………………. 09:30
Liturgia ….……..……….…..….………………………10:15

SÁBADO 28/10
Vísperas del Domingo …...……………………………. 18:30

DOMINGO 29/10
VII DE LUCAS; S. Anastasia Romana, mártir
Maitines ……………….……………………………… 09:30
Liturgia …………………….…………………………. 10:45
Doxología por la IIª Fiesta Nacional Griega ….……… 12:15


ADEMÁS, DIVINA LITURGIA EN UCRANIANO CADA DOMINGO A LAS 13:00

sábado, 30 de septiembre de 2017

II Domingo de Lucas. Evangelio de la Divina Liturgia



Lc 6,31-36: Hagan por lo demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes. Si aman a aquellos que los aman, ¿qué mérito tienen? Porque hasta los pecadores aman a aquellos que los aman. Si hacen el bien a aquellos que se lo hacen a ustedes, ¿qué mérito tienen? Eso lo hacen también los pecadores. Y si prestan a aquellos de quienes esperan recibir, ¿qué mérito tienen? También los pecadores prestan a los pecadores, para recibir de ellos lo mismo. Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada en cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande y serán hijos del Altísimo, porque él es bueno con los desagradecidos y los malos. Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

27/09 - Santos Adolfo y Juan, Mártires


Hermanos sevillanos martirizados en Córdoba.

Su padre era un noble musulmán y su madre, Artemia, era cristiana. Entre ellos había buena convivencia aunque profesaban religiones distintas, pero los hijos eran musulmanes, condición impuesta por el marido. Cuando murió su marido, ella con sus hijos Adolfo y Juan y su hija Aurea se fueron a Córdoba porque allí había más tolerancia con los cristianos que en Sevilla.

Y es precisamente en Córdoba donde los dos hermanos se convierten al cristianismo y son denunciados por sus parientes paternos ante el califa Abd-el-Rhaman II. Por eso, fueron arrestados y condenados, sufriendo el martirio el día 27 de septiembre del año 824, al inicio del reinado de este califa y antes de iniciarse la persecución contra los mozárabes del año 850.

Su madre entró en el convento de Cuteclara, llegando a ser su abadesa, y su hermana Áurea, siguiendo el ejemplo de sus hermanos, abrazó también la fe en Cristo y entró en el monasterio de su madre. Áurea fue también martirizada el día 10 de julio del año 856.

Los cuerpos de Adolfo y Juan fueron sepultados en la iglesia de San Cipriano de Córdoba, y allí, en el año 858, fueron visitados por Usuardo, el autor de uno de los martirologios antiguos más famosos. Fue precisamente Usuardo el que los introdujo en su martirologio, y de éste pasó al Martirologio Romano. El abad Speraindeo ("Espera en Dios"), que era contemporáneo de los dos hermanos y maestro de San Eulogio, escribió la vida de estos mártires, pero este documento se ha perdido.


Fuente: Preguntasantoral

domingo, 24 de septiembre de 2017

24/09 - San Silvano (Siluan) del Monte Atos


San Siluan se llamaba Simeón Antonov. Nació en el año 1866 en una aldea en Rusia. Llegó al Monte Athos en 1892, fue tonsurado monje en 1896 con lo que se le cambió el nombre a “Siluan o Silvano” y tomó la “Sjima” en el año 1911 (en la Iglesia Ortodoxa el monje recibe una nueva prenda llamada “sjima” con la cual sus votos de vida son mucho más severos). Cumplía su obediencia en el molino del monasterio del Viejo Rusik, y estaba a cargo de la economía. Falleció el 24 de septiembre de 1938, hace 70 años.


Simeón en su juventud trabajó como carpintero en una estancia en donde rezaba mientras trabajaba. Sintió el deseo de ser monje y entregar su vida a Cristo. Le pidió a su padre permiso para ingresar en el Monasterio de Lavra en Kiev, pero este se lo negó. Simeón cayó en el desanimo y siguió su vida como cualquier otro joven.


Su familia era grande: vivía con sus padres, 5 hermanos y 2 hermanas. Los hermanos mayores trabajaban con el padre. Siluan rápidamente ingresó en el bullicio de la vida y comenzó a desaparecer de su alma el primer llamado de Dios a la vida monacal. Pero Dios lo llamó de nuevo por medio de una visión. Una vez, después de pasar un tiempo indecentemente, se durmió y vio cómo una serpiente penetraba por la boca su interior. Sintió un fuerte asco, se despertó y al mismo tiempo escuchó las palabras: “Tú te tragaste en el sueño la serpiente y te dio asco; así a Mí no Me gusta ver lo que estás haciendo.” Simeón no vio a nadie, solo oyó la voz, que por su hermosura era totalmente singular. Según la indudable convicción de San Siluan en los años de su madurez esta fue la voz de la Madre de Dios. Hasta el fin de sus días, le dio gracias por haberlo visitado personalmente para salvarlo de la caída.

Este segundo llamado, ocurrido poco antes del servicio militar, decidió la elección de su futuro camino. Un cambio radical sucedió en su vida. Simeón sintió una profunda vergüenza por su pasado y empezó a arrepentirse ante Dios. La decisión de entrar en un monasterio, después del servicio militar, se duplicó. Y empezó a cambiar su pensamiento y su conducta.

Simeón, como lo había decidido su padre, ingresó al servicio militar en la Guardia Imperial. Llegó allí con mucha fe y arrepentimiento y no dejaba de pensar en Dios. En el ejército lo querían mucho como a un soldado cumplidor, tranquilo, de buena conducta, y los compañeros como a un fiel y agradable amigo.

Poco tiempo antes de terminar su servicio militar en la Guardia, Simeón con otro amigo fueron a ver al padre Juan de Kronstadt, para pedirle su bendición y rezos. Como no lo encontraron, le dejaron escritas sus cartas. El amigo de Siluan dejó una carta larga, escrita con hermosa letra. Pero Siluan escribió pocas palabras: “Padre, quiero hacerme monje, rece para que el mundo no me retenga.” Regresaron a San Petersburgo, al cuartel. Y al otro día, según las palabras de San Siluan, sintió, que a su alrededor “lo cubría una llama de fuego.” Regresó a su casa y permaneció ahí solo una semana. Rápidamente juntó algunos regalos para el monasterio, se despidió de todos y viajó a Athos. Pero, desde el día en que el padre Juan de Kronstadt empezó a rezar por él, “la llama de fuego” resonaba alrededor suyo sin parar, en todo lugar al que iba.

San Siluan empezó su nueva vida de sacrificios y vigilias. Fue introducido, para su desarrollo espiritual, en la vida del monasterio, con el continuo recuerdo de Dios, la oración en la celda solo, largos oficios en el templo, los ayunos y vigilias, frecuentes confesiones, lecturas, trabajos y obediencia. Pronto aprendió “la oración a Jesús” con el rosario. Pasó poco tiempo, cerca de tres semanas y una vez al atardecer, durante la oración delante del icono de la Virgen, la oración entró en su corazón y empezó a realizarse ahí de día y de noche, pero todavía no comprendía la grandeza del don recibido de la Madre de Dios.

El hermano Simeón era paciente, bondadoso, obediente: en el monasterio lo amaban, lo elogiaban por los trabajos bien hechos y por su buen carácter. Pero comenzó a pensar: “vivo sin pecar, me arrepentí, estoy perdonado, rezo continuamente y cumplo bien mis obligaciones.” Debido a su inexperiencia, no comprendía qué estaba sucediendo. Una noche su celda se llenó con una luz extraña, el demonio le decía: “ahora eres un santo”. Las insinuaciones demoníacas de llevarlo al “cielo” se repetían a diario. Y él rezaba a Dios con un fervor excesivo pero comprendía que el demonio quería convencerlo de que ya lo había conseguido todo.

Pasaban meses, pero las agresiones demoníacas se hacían cada vez más fuertes. Las fuerzas espirituales del novicio empezaron a ceder y su ánimo decaía. Ya no soportaba más. Estando sentado en su celda, al atardecer, pensó: “No se puede implorar a Dios.” Con este pensamiento él sintió completo abandono y su alma se hundió en la oscuridad y la tristeza.

En el mismo día, durante el servicio vespertino, en la iglesia del Santo Profeta Elías, a la derecha de la puerta central del Iconostasio, vio a Cristo vivo y todo su ser se llenó con el fuego de Gracia del Espíritu Santo. Fue el momento en que nacía por segunda vez. Más adelante, en sus escritos, repite constantemente que conoció a Dios y lo vio por intermedio del Espíritu Santo.

El joven monje Siluan gradualmente aprende los más perfectos hechos ascéticos, los cuales parecen imposibles a la mayoría. Su sueño sigue entrecortado (varias veces duerme solo 15 minutos). No se acuesta, duerme sentado en un banco. De día trabaja como un obrero, se dedica a la obediencia, renunciando a su propia voluntad. Aprende a guiarse por la voluntad Divina, se abstiene en la comida, se aleja de las conversaciones. Durante largas horas reza la oración de Jesús. Y a pesar de todos sus esfuerzos, frecuentemente la luz de la gracia lo abandona y los demonios lo rodean de noche.

Pasaron 15 años desde el día de la aparición de Cristo. Una vez, cuando luchaba con los demonios, cuando a pesar de todos los esfuerzos no podía rezar con pureza, Siluan se sienta e inclinando la cabeza con el corazón dolorido dice la oración: “Señor, Tu ves, que yo trato de rezar con la mente pura, pero los demonios me lo impiden. Enséñame, ¿que debo hacer para que ellos no me molesten?” Y recibió la respuesta en su alma: “los orgullosos siempre sufren así a los demonios”. “Señor, dice Siluan, “¿enséñame, que debo hacer para que mi alma sea humilde?”.

Desde entonces le es abierta el alma, que la raíz de todos los pecados, la semilla de la muerte es el orgullo, y que Dios es humildad. Por eso, el que quiere llegar a Dios debe tener humildad. Comprendió, que aquella enorme humildad de Cristo es parte del amor Divino. Ahora comprende con claridad que todo el esfuerzo debe ser dirigido a tener humildad.

“El hermano nuestro es nuestra vida” decía San Siluan. A través del amor Divino toda persona se percibe como una parte inseparable de nuestra existencia eterna. El mandamiento de “amar al prójimo como a sí mismo” empieza a comprenderlo no solamente como una norma ética, sino como su misma existencia.

Hasta el fin de su vida, a pesar de su debilidad y enfermedades, conservó la costumbre de dormir a ratos. Le quedaba mucho tiempo para la oración solitaria y siempre rezaba, cambiando según las circunstancias, la forma de oración. Pero su oración se hacia mas fuerte sobre todo en las horas de la noche, antes de los matutinos. Rezaba por los vivos y los muertos, por los amigos y enemigos y por todo el mundo.


Fuente: J.C.M.

sábado, 23 de septiembre de 2017

I Domingo de Lucas. Evangelio de la Divina Liturgia



Lc 5,1-11: En una ocasión, la multitud se amontonaba alrededor de Jesús para escuchar la Palabra de Dios, y él estaba de pie a la orilla del lago de Genesaret. Desde allí vio dos barcas junto a la orilla del lago; los pescadores habían bajado y estaban limpiando las redes. Jesús subió a una de las barcas, que era de Simón, y le pidió que se apartara un poco de la orilla; después se sentó, y enseñaba a la multitud desde la barca. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: «Navega mar adentro, y echen las redes». Simón le respondió: «Maestro, hemos trabajado la noche entera y no hemos sacado nada, pero si tú lo dices, echaré las redes». Así lo hicieron, y sacaron tal cantidad de peces, que las redes estaban a punto de romperse. Entonces hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que fueran a ayudarlos. Ellos acudieron, y llenaron tanto las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se echó a los pies de Jesús y le dijo: «Aléjate de mí, Señor, porque soy un pecador». El temor se había apoderado de él y de los que lo acompañaban, por la cantidad de peces que habían recogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: «No temas, de ahora en adelante serás pescador de hombres». Ellos atracaron las barcas a la orilla y, abandonándolo todo, lo siguieron.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Visita do P. Arquimandrita Philip a Lisboa



Na quinta-feira 21 de Setembro de 2017 o P. Arquimandrita Philip Jagnisz, Vigário Metropolitano para Portugal e Galiza, encontrou-se na Assembleia da República, em Lisboa, com vários parlamentários para tratar questões vitais para a Comunidade Ucraniana residente em Portugal.


Antes de visitar o Parlamento, sempre na capital portuguesa, o P. Philip tinha-se reunido com representantes do Alto Comissariado para as Migrações.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Domingo posterior a la Exaltación de la Santa Cruz. Lecturas de la Divina Liturgia



Gal 2,16-20: Pero como sabemos que el hombre no es justificado por las obras de la Ley, sino por la fe en Jesucristo, hemos creído en él, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la Ley. Ahora bien, si al buscar nuestra justificación en Cristo, resulta que también nosotros somos pecadores, entonces Cristo está al servicio del pecado. Esto no puede ser, porque si me pongo a reconstruir lo que he destruido, me declaro a mí mismo transgresor de la Ley. Pero en virtud de la Ley, he muerto a la Ley, a fin de vivir para Dios. Yo estoy crucificado con Cristo, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí: la vida que sigo viviendo en la carne, la vivo en la fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí.

Mc 8,34-9,1: Entonces Jesús, llamando a la multitud, junto con sus discípulos, les dijo: «El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí y por la Buena Noticia, la salvará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida? Porque si alguien se avergüenza de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la gloria de su Padre con sus santos ángeles». Y les decía: «Les aseguro que algunos de los que están aquí presentes no morirán antes de haber visto que el Reino de Dios ha llegado con poder».