El Patriarcado Ecuménico


El Patriarcado Ecuménico es la primera sede eclesiástica de la Iglesia Ortodoxa en el mundo, naciendo su historia en el Pentecostés y en las primeras comunidades cristianas que fueron establecidas por los apóstoles de Jesucristo. De acuerdo a la Tradición Andrés, el primer llamado de los apóstoles, proclamó el Evangelio en las más amplias regiones de Asia Menor, del Mar Negro, de Tracia y de Achaia, donde fue martirizado. En el año 36 D.C el apóstol Andrés estableció la Iglesia local en las costas del Bósforo, en la ciudad que entonces llamaban Bizancio, luego Constantinopla y hoy Estambul. San Andrés es el Patrono del Patriarcado Ecuménico y su memoria se festeja el 30 de Noviembre.

El título "Patriarca Ecuménico" se remonta al siglo VI de nuestra era y constituye una exclusiva prerrogativa y privilegio que históricamente ha correspondido solamente al Arzobispo de Constantinopla. El Patriarca Ecuménico Bartolomé, como Arzobispo de Constantinopla y Nueva Roma, ocupa el primer trono de la Iglesia Cristiana Ortodoxa mundialmente y preside en el marco de su presidencia de honor histórica con espíritu fraternal a todos los primados ortodoxos. Estos líderes son los primados de los antiguos Patriarcados de Alejandría, de Antioquia, y de Jerusalén, como así también de los Patriarcados más recientes, es decir, de Moscú, de Serbia, de Rumania, de Bulgaria, y de Georgia. Más allá de éstos, el Patriarca Ecuménico posee la responsabilidad histórica y teológica de incoar y sintonizar las acciones entre las Iglesias Ortodoxas de Chipre, de Grecia, de Polonia, de Albania, de la República Checa y de Eslovaquia, de Finlandia, de Estonia, como así también entre otras muchas Arquidiócesis y Metrópolis en todo el mundo, como en Europa, en América, en Australia y en Asia. Además, el Patriarca Ecuménico tiene la responsabilidad de convocar los Sínodos y reuniones Pan-ortodoxas, promover los diálogos ínter-eclesiásticos e interreligiosos, de esta forma ayudando a la unidad de la Iglesia Ortodoxa en su totalidad como punto de referencia y primera voz. Trascendiendo los límites nacionales y étnicos, el Patriarca Ecuménico es el líder espiritual de más de 300 millones de ortodoxos en todo el mundo.

El actual Patriarca Ecuménico, Su Toda Santidad Bartolomé I, nació en el año 1940 en Imbros, y su nombre según el siglo es Demetrio Archontonis. Su Santidad el Patriarca Bartolomé fue electo en Octubre de 1991 como Arzobispo de Constantinopla, Nueva Roma y Patriarca Ecuménico. Es el 270º Arzobispo en la historia de 2000 años de la Iglesia fundada por el Apóstol Andrés.


La experiencia personal y la formación teológica del Patriarca Ecuménico le conceden una perspectiva única en las relaciones ecuménicas y en los temas sobre el medio ambiente. Su Santidad ha trabajado incansablemente para la reconciliación entre las Iglesias Cristianas y ha adquirido fama mundial por sus aportes en el despertar de la sensibilidad mundial por el medio ambiente. Ha trabajado para la promoción de la reconciliación de la Iglesia Ortodoxa con la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Anglicana, como así también con otros dogmas, a través de los diálogos teológicos y de sus relaciones personales con los respectivos líderes, a fin de tratar temas de interés común. Mantiene una estrecha cooperación con el Consejo Mundial de Iglesias, habiendo sido miembro de su Comisión Ejecutiva y Central, como así también de la Comisión de Fe y Constitución. Asimismo por su propia iniciativa ha convocado numerosos encuentros y debates internacionales con líderes musulmanes y hebreos en un intento por promover el mutuo respeto y la libertad religiosa a nivel universal, y por esto fomenta activamente los encuentros interreligiosos en todo el mundo. Por fin, el Patriarca Ecuménico ha jugado el papel principal en la reorganización e histórico  refuncionamiento de la Iglesia Autocéfala de Albania y de la Iglesia Autónoma de Estonia, proporcionando el respectivo apoyo espiritual y moral a muchas naciones tradicionalmente ortodoxas, las cuales han salido de decenios de persecución religiosa tras el muro de acero.

El Patriarca Ecuménico Bartolomé, como ciudadano turco, recibió la educación inicial y media en su natal Imbros y en Constantinopla. Habiendo terminado sus estudios universitarios en la escuela teológica de Halki, Su Santidad continuó con los estudios de Postgrado en el Pontificio Instituto de Estudios Orientales entonces dependiente de la Universidad Gregoriana de Roma, en el Instituto Ecuménico de Bossey en Suiza y en la Universidad de Munich. Su tesis doctoral versa sobre el Derecho Canónico. Ha sido miembro fundador de la Sociedad de Derecho Canónico de las Iglesias Orientales. Fue ordenado diácono en 1961 y presbítero en 1969. Desde el 1968 hasta el 1972 desempeñó el cargo de adjunto al rector de la escuela teológica de Halki, y a continuación y hasta 1990, como director de la oficina privada de su Predecesor, el bienaventurado Patriarca Demetrio. En el año 1973 es electo y consagrado Metropolita de Filadelfia y en 1990 Metropolita de la antigua sede de Calcedonia.

El Patriarca Ecuménico ha sido investido con el grado de doctor honoris causa por prestigiosos centros académicos internacionales, como las Universidades de Atenas, Tesalónica, Patra, y Ioánnina en Grecia; Georgetown y Yale en Estados Unidos; Flinders en Australia y Manila en las Filipinas, así como las Universidades europeas de Londres, Edimburgo, Louvain, Moscú, Boloña, y Bucarest. Habla griego moderno, turco, italiano, alemán, francés e inglés. Asimismo domina con soltura la antigua lengua helena y el latín.

El rol del Patriarca Ecuménico como primer líder espiritual de la cristiandad ortodoxa y figura internacional de influencia mundial continúa reforzándose con el correr de los años. Ha sido co-organizador de variados congresos internacionales para la paz, así como encuentros sobre el racismo y el fanatismo, trayendo mano a mano a cristianos, musulmanes y hebreos, con el fin de la creación de un espíritu de mayor cooperación y mutua comprensión. Ha sido invitado a dar conferencias en el Parlamento Europeo, en la UNESCO, en el Forum Económico Mundial, como así también en variados parlamentos nacionales. Ha organizado seis congresos internacionales interreligiosos en relación con el problema mundial ecológico de los ríos y de los mares, iniciativas que le han valido el título del "Patriarca Verde", a la vez que ha recibido numerosos e importantes distinciones por su lucha por la salvaguarda del medio ambiente.


La labor pastoral del Patriarca Ecuménico Bartolomé se ha caracterizado por la cooperación ínter-ortodoxa, por el diálogo ínter-cristiano y el diálogo interreligioso, como así también por sus visitas a países ortodoxos y musulmanes, países los cuales fueron raramente visitados en el pasado por Primados de la Iglesia Ortodoxa.  Sus esfuerzos por fomentar y reforzar la libertad religiosa y los derechos humanos, sus iniciativas para promover la tolerancia entre las diversas comunidades religiosas del mundo conjuntamente con su labor en la dirección de la paz mundial y la protección del medio ambiente lo han situado justamente en la cima de los visionarios mundiales como un apóstol de amor, de paz y de reconciliación. En 1997 le fue concedida la medalla de oro del Congreso Norteamericano.

PATRIARCADO ECUMENICO
Fatih-Halic 34220
Estambul, Turquía
Tel: +90 212 531 9670-76
Fax: +90 212 531 6533
e-mail: patriarchate@ec-patr.org